¿Cómo reaccionamos ante una buena noticia de nuestra pareja?

Hay cuatro formas con las que un miembro de la pareja reacciona ante una buena noticia del otro miembro:

“He conseguido trabajo!”

Forma pasiva-destructiva: “No te vas a creer lo que me pasó ayer! Gané una camiseta en un concurso!”

Forma pasiva-constructiva: “Ajá, estupendo” (y sigue enredando con su teléfono)

Forma activa-destructiva: “Bufff… ¿y ahora, cómo hacemos con los niños? ¿Dónde dices que está? ¡Te va a costar una hora llegar! Y con lo que te pagan, es que ni te merece la pena!”

Forma activa-constructiva: “Maravilloso, cariño! Qué bieeen!!! Encima de lo que te gusta! Y por los niños no te preocupes; yo saldré dos horas antes; madrugo una gota y ya lo compenso! Qué alegría más grande; vámonos a cenar fuera!”

¿De qué forma suele reaccionar tu pareja? Y -lo que es más importante- ¿de qué forma sueles reaccionar tú?

Hijo mío, ¿por qué eres así?


(Imagen tomada de Tip’s Educ. [página de Facebook])

Seguro que os habéis encontrado en muchas ocasiones con madres/padres que tienen una relación especialmente difícil con alguno de sus hijos. Y cuesta poco darse cuenta de que precisamente ese hijo es el que más se les parece.

Cuando tenemos una relación así con nuestros hijos me parece evidente ser conscientes de que el problema lo tenemos con nosotros mismos y no con ellos. Esto me lleva directamente a recordar un consejo que leí por primera vez a la escritora Laura Gutman y que procuro aplicarme siempre que puedo: cuando tenemos algún problema con nuestros peques, cuando “tienen” un día complicado, cuando no conseguimos llegar a ellos… es tremendamente adecuado pasar del “¿qué les pasa [a nuestros hijos]?” al “¿qué me pasa?”. Y seguramente ahí encontraremos la solución.

Sobre la relación entre influencers y anunciantes

En los últimos días estamos viendo cómo hay influencers que intentan conseguir servicios gratis a cambio de realizar una promoción de los mismos en redes sociales o blogs. Y cómo algunos de los interpelados demuestran su imaginación o su mala educación -según los casos- al verse ofendidos por tales sugerencias).

Bloggero

Así que he pensando en establecer una serie de consejos tanto para influencers como para los anunciantes.

En qué deben fijarse los anunciantes:

  1. ¿lleva suficiente tiempo en las redes, o es un recién llegado?
  2. ¿cuál es su número de seguidores y, sobre todo, cómo son esos seguidores?
  3. ¿domina su medio? Si es un blogger, ¿sabe escribir? Si es un instagramer, ¿sabe hacer atractivo nuestro producto con sus fotografías y comentarios?
  4. ¿cuánto tiempo va a estar esa promoción vigente; va a ser visible durante días, meses…?
  5. ¿estamos comprando publicidad o estamos simplemente enviando una muestra para evaluación? Si es publicidad, tenemos mucho que decir sobre lo que se escriba sobre nuestros productos, si es una muestra para evaluación, debemos saber que esa evaluación podría ser negativa.
  6. ¿El blogger/instagramer/etc es honesto? ¿Deja claro en su contenido que se trata de una muestra que le han enviado o una publicidad que le han contratado?

Y para los influencers (o similar):

  1. ¿aporta algo a tus lectores/seguidores esa colaboración?
  2. ¿es una colaboración con la que te sientes en sintonía?
  3. ¿es una colaboración con la que tu blog/cuenta de instagram/etc está en sintonía?

Estos tres mandamientos se resumen en uno: ¿podrías haber escrito ese post a cambio de nada?

Marido distinto, vida distinta

Dita Pepe es una fotógrafa nacida en la antigua Checoslovaquia en 1973; de entre sus muchos proyectos, tiene uno especialmente interesante: fotografías con hombres. Es una serie de fotografías, desde 1999 hasta ahora, en la que la fotógrafa se caracteriza de forma adecuada al hombre, integrándose en su familia. Es un “cómo habría sido mi vida si…” visual. Es un bonito proyecto que me ha hecho reflexionar de cuánto de nuestra vida es nuestro y cuánto de nuestra vida es de nuestra pareja. Y también me ha hecho reflexionar sobre quién influye más en quién (hombres vs mujeres).

Aquí tenéis algunas fotos; en su página hay muchas más:

2007
2007

2004
2004

2002
2002

¿Cuándo romper una relación sentimental?

En ocasiones nos encontramos con personas que están en dudas sobre si romper o no su relación sentimental.

Os contaré aquí un par de consejos de los expertos sobre cuándo hacerlo.

1. Cuando no nos importa discutir delante de terceros.
Si la relación ha llegado al extremo en que las discusiones no se quedan en la pareja… es mejor dejar de tenerla.

2. Cuando la proporción entre momentos placenteros y momentos complicados es menor de de 5 a 1.
Si por cada mal momento tenemos cinco buenos, estamos en el límite de romper la relación o no. Si tenemos menos de cinco momentos buenos por cada uno malo, es buena idea dejarlo.