La Porta Speciosa del Monasterio de Leyre, en Yesa (Navarra)

¿No es maravillosa? Esta obra, comenzada en los albores del siglo XII, es realmente speciosa (preciosa). Trabajó en ella el Maestro Esteban, que había participado en la catedral de Santiago, con otra puerta, la de las Platerías, que tiene mucho en común con esta de la que hablamos hoy.

En el tímpano se pueden ver seis figuras (y el hueco dejado por una séptima). La puerta nos muestra cuatro arquivoltas (en la documentación que he buscado nos habla de cinco… pero yo solo veo cuatro) pobladas de personajes y seres fantásticos en todas las acepciones de la palabra fantástico; en los laterales se pueden apreciar sendos personajes (el de la derecha muy deteriorado).

Porta Speciosa, de José Luis Filpo Cabana

Si visitáis esta zona, no dudéis en acercaros al Monasterio de Leyre y visitar -y atravesar, podéis pedir la llave- esta Porta Speciosa.