La torre encantada, de Devir

Este juego de Devir tiene como objetivo conseguir que Robin llegue a liberar a la princesa antes de que el malvado mago Cuervo Negro lo impida. Aunque este juego no es nuevo, sí lo es esta versión, compacta, en una lata, e ideal para llevar de viaje (ocupa muy poco). Aquí en casa no conocíamos este juego (en ninguna de sus versiones), así que es también nuevo para nosotros.

La dinámica es muy entretenida: por una parte, uno de los jugadores juega el papel del mago Cuervo Negro que, tras haber confinado a la bella princesa en la Torre Encantada, ha escondido la llave en un lugar secreto; el resto de los jugadores desempeñan el papel de Robin que debe, en primer lugar, encontrar la llave (antes de que la encuentre el mago… que sí sabe dónde está); a continuación, una vez encontrada la llave, debe probar en una de las cinco cerraduras posibles de la Torre, confiando en que la suerte esté de su lado. El dado tiene dos números por cada cara, que indican cuántas casillas caminará el Mago y cuántas Robin; una segunda ficha indicará quién de los dos (el Mago o Robin) debe mover primero en ese turno.

Ya sabéis que somos muy fans de Devir en casa, y este juego lo hemos recibido con mucha ilusión, ya que nos parecía -y acertamos- ideal para jugar los cuatro. En la caja indica de 5 a 99 años, y 15 minutos de duración (por cierto, nos encanta esta información habitual en Devir referente al tiempo, nos parece siempre muy útil).