Good, better, best

Michael Robinson es una persona cuyo carácter nos la ha convertido en cercana, prácticamente de la familia, aun sin conocerla. Futbolista (Preston, Manchester City, Brighton, Liverpool, Queens Park Rangers, Osasuna).

A mí me ha llovido la suerte: tengo sesenta y un años y son sesenta y un años años amando y sintiéndome amado. Sonrisas de oreja a oreja, risas… no cabe en la vida de sesenta y un años tanta fortuna y felicidad y buena suerte que tengo yo.

Michael Robinson

Estas son sus primeras palabras en este documental de #Vamos en Movistar Plus, y son realmente un perfecto resumen de este alma agradecida.

El título del documental (Good, better, best) hace referencia a las palabras de San Jerónimo que su profesora de Primaria, Miss Baker, escribía cada mañana en la pizarra: «Good, better, best: I must never rest until my good is better and my better is the best«, toda una declaración de intenciones para seguir mejorando y no rendirse nunca. Robinson no se consideraba un jugador con grandes cualidades técnicas, pero sí con toda la voluntad de nunca rendirse y de darlo todo. Esa voluntad fue la que lo llevó a ser futbolista profesional y a cumplir los sueños de jugar en el Liverpool y en el estadio de Wembley, reservado para los grandes partidos.

Os recomiendo encarecidamente este documental que hace un recorrido por la vida de esta persona que supo ser feliz y hacer felices a sus personas más cercanas. Si ha sido un placer conocerlo simplemente a través de los medios de comunicación, no me imagino lo bonito que tiene que haber sido para su familia, amigos y compañeros.

Has sido un regalo, Michael Robinson. Todo mi cariño para los tuyos.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.