El origen de la expresión «¡A buenas horas, mangas verdes!»

Tras la guerra entre Juana la Beltraneja e Isabel la Católica para dirimir quién iba a ser la futura reina de Castilla, se creó el cuerpo de la Santa Hermandad, una especie de policía encargada de velar por el orden (según se dice, con especial ojo a quienes habían apoyado a La Beltraneja.

Su uniforme era verde. Y solían llegar… cuando ya había pasado el peligro. Poco le costó al ocurrente pueblo crear el dicho que ha llegado a nuestros días: A buenas horas, mangas verdes.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.