La canción más larga del mundo

Dura 1.000 años y comenzó a reproducirse a medianoche del 31 de diciembre de 1999 (es decir, interpretamos que ya el 1 de enero de 2000). Y continuará reproduciéndose hasta que termine el año 2999. En ese momento, comenzará de nuevo. Su nombre es Longplayer y fue creada y compuesta por Jem Finer. Por supuesto, hay tecnología detrás (que hace sonar unos cuencos tibetanos siguiendo seis melodías diferentes, combinándolas).

Longplayer from Longplayer on Vimeo.

Se puede escuchar, en directo, en la web longplayer.org.