El topo salvador

Cuenta una antigua leyenda, que se pierde en la alborada de los tiempos, que desde el cielo cayeron todos los animales; con tal fuerza, que penetraron en la tierra. El topo reunió a todos y les dijo que él se encargaría de buscarles una salida. Con presteza y habilidad empezó a horadar caminos hacia arriba, hasta que, efectivamente, llegó a la superficie. La deslumbrante luz del sol lo cegó, y ciego quedó para siempre. Pero ayudó a todos los demás animales a encontrar la salida.