El hábito sí hace al monje

Adam Galinsky, de la Kellogg School of Management en la Northwestern University, llevó a cabo el siguiente experimento. Dividió a los estudiantes en dos grupos: a unos les puso una bata de médico; a otros una bata de pintor. Y les pidió que realizaran diversas actividades intelectuales.

Sorprendentemente (o no), los “médicos” realizaron las tareas mucho mejor que los “pintores”.

Y sorprendentemente (o no), las batas eran iguales en un caso que en otro 🙂

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.