Eau de Parador

El olfato es el sentido más relacionado con los recuerdos. Oler un aroma de la infancia nos puede llevar más vivamente hacia ese momento que ver una fotografía o recordar una anécdota.

Por otra parte, una de las cosas que siempre me sorprenden cuando estoy en un parador es su olor. No sé a qué huele, pero me encanta. De hecho, ni siquiera puedo decir que todos huelan igual.

Así que me parece que Paradores podría sacarle un curioso rendimiento a estos aromas (salvo que yo sea el único al que le gustan). No pretendo que creen una línea de colonias al efecto, pero una barrita con ese aroma sería muy interesante. ¿Para cuándo? Se me ocurren tres situaciones en las que sería apropiado:

  1. Al salir del Parador: tengan ustedes, para que nos recuerden siempre.
  2. Un par de semanas antes de entrar en el Parador: para ir abriendo boca.
  3. Meses después de abandonar el Parador: un sobre sin remite ni logos de ningún tipo, solamente el aroma y un mensaje: «Queremos que vuelvas».

¿Cuál os gusta más? ¿Se os ocurre alguna nueva?

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.