Nombres propios… que se convirtieron en comunes

Uralita es una empresa que fabrica, entre otras cosas, un tipo de tejados conocidos como «de uralita». El uso de esa palabra se hizo tan habitual que la Real Academia de la Lengua acabó incluyéndola en su diccionario. Con la consiguiente polémica inicial, ya que parecía abrir una puerta a que cualquier empresa pudiera fabricar «uralita». Aquí os pongo unos cuantos ejemplos más:

  • Bamba: es una zapatilla de lona; proviene de la marca Wamba.
  • Baremo: es una forma (un sistema) de medir; proviene del matemático Barrême.
  • Benjamín: hijo menor de Jacob.
  • Celo: cinta adhesiva; el nombre proviene de la marca Sellotape.
  • Claxon: este nombre proviene de la marca Klaxon.
  • Diésel: tiene su origen en el ingeniero alemán Diesel, inventor del motor diésel.
  • Fucsia: es una flor con ese color; el nombre viene del botánico Leonhard Fuchs.
  • Jacuzzi: la bañera de hidromasaje fue creada por Candido Jacuzzi.
  • Jeep: es un todoterreno que proviene de la marca Jeep.
  • Kleenex: primero usados como sustituto del algodón; luego pretendieron convertirse en sustituto de compresas (!?), más tarde se vendieron como desmaquilladores… y la empresa (Kimberly Clark) se sorprendió al enterarse de que eran usados para sonarse la nariz.
  • Kiwi: el nombre proviene de la empresa que distribuía esa fruta.
  • Post-It: Invento de Arthur Fry, trabajador de 3M, reutilizando el pegamento creado por un colega, Spencer Silver.
  • Rebeca: prenda de abrigo, proviene del personaje de la película Rebeca.
  • Tebeo: de esta forma se denomina a los cómics en España. El origen fue un cómic llamado TBO.
  • Termo: Creado en 1892 para uso en laboratorio. Reinhold Burger convocó un concurso para ponerle nombre en 1904. El ganador fue un estudiante, que propuso «thermos», caliente.
  • Uralita: es el nombre de la empresa que, entre otras cosas, fabrica las placas conocidas como «uralitas».
  • Zeppelin: dirigible; el nombre proviene de Zeppelin, el fabricante alemán.

2 respuestas a «Nombres propios… que se convirtieron en comunes»

    1. Tu nombre se usa en la Biblia (lo cual no quiere decir que se lo inventara la Biblia). Sería un nombre habitual en el Israel de hace 2.000 años, seguramente. Eso sí, lo que indica el post se refiere a la rebeca como prenda de vestir 🙂 (como ya sabes).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.