Un viaje en el tiempo al Toledo de hace siglo y medio

En 1872 el fotógrafo Juan Bautiste Laurent y Minier registró en sus fotografías los lugares más emblemáticos de la ciudad imperial. 140 años después, en 2012, José María Moreno Santiago recorrió los pasos del maestro para mostrarnos con nuevos ojos los mismos viejos rincones. El resultado se puede contemplar en este vídeo:

¿Por qué salimos más feos en las fotos?

Bueno, realmente este hecho -salir más feo en las fotos- no es una verdad absoluta. Pero, en general, sí que muchas personas nos vemos más guapos en el espejo de lo que somos que en las fotos. La explicación es curiosa y verosímil, aunque no sé si cierta: al parecer, al vernos ante el espejo nuestros músculos faciales hacen el trabajo necesario para que nos veamos guapos.

Marido distinto, vida distinta

Dita Pepe es una fotógrafa nacida en la antigua Checoslovaquia en 1973; de entre sus muchos proyectos, tiene uno especialmente interesante: fotografías con hombres. Es una serie de fotografías, desde 1999 hasta ahora, en la que la fotógrafa se caracteriza de forma adecuada al hombre, integrándose en su familia. Es un “cómo habría sido mi vida si…” visual. Es un bonito proyecto que me ha hecho reflexionar de cuánto de nuestra vida es nuestro y cuánto de nuestra vida es de nuestra pareja. Y también me ha hecho reflexionar sobre quién influye más en quién (hombres vs mujeres).

Aquí tenéis algunas fotos; en su página hay muchas más:

2007
2007

2004
2004

2002
2002

Los megapirs

Nos ubicamos a comienzos del presente milenio. Como le queríamos pedir a los reyes una cámara digital para unos familiares, nos acercamos a un comercio local en busca de información.

Y entonces llegó El Momento. La Explicación.

– “Mira, aquí lo importante son los megapirs. Para saber si necesitas una cámara de 3 o de 4 megapirs, sólo tienes que plantearte lo siguiente: tú sacas una foto de la montaña, ¿te importa que la vaca que está pastando se vea perfectamente nítida? No, ¿verdad? Pues entonces, con una cámara de tres megapirs te sobra.”

Fotos de menores en Internet

Si no tienes tiempo para leer más, te lo resumiré en una frase: nunca subas fotos de menores a Internet. Si te ha quedado claro, ya puedes dejar de leer. Si quieres algunos argumentos, los expongo a continuación.

– los menores son menores hoy, pero las fotos estarán (potencialmente) en Internet toda la vida. Sí, aunque tú la borres, cualquiera puede habérselas bajado y subido a otro sitio, o pueden quedar en alguna caché, por ejemplo. ¿Le gustará a tu hijo que una foto suya de pequeño sea objeto de bromas por sus compañeros de instituto?

– ¿qué puede hacer un pederasta con una foto de un menor? Pues lo menos dañino será llevarse esa foto a sus foros y empezar a hacer comentarios de un alto nivel de obscenidad. He tenido la desgracia de ver un extracto de esos comentarios ante una foto de una niña en la playa, y os prometo que jamás había escuchado tales cosas (ni dirigidas a menores ni a adultos).

– si aún así decides subir fotos (y esto es valido para cualquier tipo de fotos, no solamente de menores), hazlo en un sitio donde no cedas tus derechos de autor. Específicamente, Facebook no es un sitio al que debas subir tus fotos: al subir una foto allí, Facebook pasa a tener la propiedad intelectual de esa fotografía. Y podría usarla para lo que quisiera, entre otras cosas.

– si aún así decides subir fotos, piensa que estás haciendo lo equivalente a poner fotos de tu hijo en una calle muy transitada. Lo haces para que las vean tus seres cercanos… pero las puede ver todo el mundo. Sí, incluso en el caso de que indiques que esa foto solamente puede ser vista por tus amigos, no puedes garantizar que ningún amigo la comparta de algún modo (voluntaria o involuntariamente). Por otra parte, a Facebook (de cara al tema de la propiedad intelectual), quizá le importe poco tu privacidad.

– si aún así decides subir fotos, siempre mejor en grupo que el niño solo; siempre mejor en pequeño que en grande; siempre mejor con ropa que semidesnudo; siempre mejor sin nada que lo pueda identificar que siendo fácilmente ubicable.

– para que os hagáis una idea del tipo de búsquedas que se realizan en Internet, os contaré algo: hace ya varios años publiqué un post en el que se hablaba de, para cada carrera universitaria, el porcentaje de estudiantes vírgenes. Pues bien, es muy muy habitual que haya gente que llegue a este blog buscando… “estudiantes vírgenes”.

– bien, ¿y qué podemos hacer si queremos enseñar las fotos de nuestros retoños a personas de confianza? Desde luego, no ponerlas en un lugar público. La opción más segura… no compartirlas. Si compartimos, debemos saber que ni el email, ni dropbox, ni whatsapp son completamente seguros. Aunque sí me atrevo a decir que estamos “relativamente” seguros con esas opciones. Es buena analogía imaginarse que esa información la enviamos -sobre todo en el caso del email- de forma tan segura como cuando se envía una postal. Sin duda, nadie la va a leer… pero podría leerla.

Espero vuestros comentarios; por mi parte, voy a compartir este posts con varios expertos en el tema, a fin de que puedan añadir/corregir/completar lo que consideren.

¿Sigue siendo necesario posar para las fotos?

Inicialmente las cámaras fotográficas requerían que los modelos a ser fotografiados se estuvieran quietecitos (so pena de que la foto no sirviera para nada). Así que ahí comenzó la costumbre de posar para las fotos.

Con la tecnología actual, ya no es necesario posar; de hecho, somos conscientes de que salimos mejor en aquellas fotos en las que no posamos. Pero claro, las costumbres son las costumbres.

Leí esta posible explicación en Microsiervos.

Dos formas de utilizar el flash de tu cámara que -quizá- desconocías

Antes de nada, quiero dejar claro que no soy ningún experto en el campo de la fotografía (casi ni soy aficionado últimamente), pero en ocasiones
veo fotografías que podrían mejorarse mucho con dos usos del flash desconocidos para muchos. Si sabes algo de fotografía, puedes dejar de leer (voy a hablar del flash de relleno y del de cortinilla).

Por una parte, están las dos formas habituales de uso del flash: usarlo y no usarlo. Sí, parece de Pero Grullo, pero quiero destacar que usar el flash no es obligatorio en condiciones de poca luz. Yo no soy nada amigo de usarlo, a costa de obtener en ocasiones fotos movidas. Personalmente prefiero captar la (poca) luz existente que la nitidez. Pero a juzgar por los comentarios de quienes ven mis fotos en esa situación, debo ser casi el único.

1909 Victor Flash Lamp

Por otra parte están los dos usos del flash que quiero contaros:

Flash de relleno

En ocasiones estamos en buenas condiciones de luminosidad y queremos fotografiar a nuestro modelo sobre un fondo con mucha luz. Si no usamos el flash y el fondo sale bien iluminado, el modelo saldrá oscuro. Y si el modelo sale bien iluminado, el fondo saldrá demasiado luminoso, quemado. ¿La solución? Usar el flash. Sí, aunque estemos a pleno día. De este modo saldrá bien el modelo y el fondo.

Flash de cortinilla

Esta es una modalidad existente en algunas cámaras, y es realmente interesante. La situación que solventa es similar a la anterior, pero inversa.

Tenemos a nuestro modelo, en un ambiente oscuro, delante de un paisaje oscuro (por ejemplo, está anocheciendo). Si usamos el flash saldrá bien el modelo, pero nos olvidamos del fondo. Si no lo usamos, saldrá bien el fondo, pero el modelo saldrá demasiado oscuro. La solución es el flash de cortinilla trasera: hace que el flash se dispare tras estar abierto el objetivo. El objetivo abierto capta la luz del fondo, el flash permite que el modelo salga bien.

Uncovered, topless en New York

Jordan Matter es un fotógrafo neoyorquino que ha publicado dos curiosos e interesantes trabajos hasta el momento. Uno de ellos consistió en fotografiar a bailarines en las más inverosímiles posturas en la calle (y será objeto de un post futuro, seguramente). El otro, el que nos ocupa ahora, consistió en fotografiar a chicas en topless por las calles de New York.

Es un trabajo lleno de frescura y una bofetada en la cara de nuestra doble moral. Podemos encontrar mujeres de todas las edades y colores, pero en todas las fotos subyace el factor común de la sorpresa en el público (esté o no visible). Os invito a ver las fotografías. Me parece muy curiosa una en la que una mamá ¿hiperprotectora? tapa los ojos de su hijo. Me pregunto si haría lo mismo al pasar por una tienda de armas.

Hay una foto, que me parece especialmente bella, por tratarse de una mujer embarazada. Un canto a la belleza y a la vida.

Para la neoyorquina Sudie 😉

Hablé de este proyecto en la primera época de El Cartapacio.

Antes de subir cualquier foto a Facebook, lee esto

En demasiadas ocasiones se suben fotos a Facebook que no deberían subirse. Y no, no estoy hablando necesariamente de fotos subidas de tono. Estoy hablando casi de cualquier foto. Aclaro que no soy abogado ni experto en leyes, y que, por supuesto, agradeceré cualquier corrección.

Si sólo te quieres hacer una pregunta, es esta: ¿pondrías esa foto en una calle de tu ciudad?. Si la respuesta es no, quizá no deberías subirla a Facebook.

  • Quiero subir una foto, pero quiero que la vean solamente mis amigos: no la subas. Para empezar, cualquiera de tus amigos podría compartirla sin problema y, de ese modo, llegaría a más gente. Además, las aplicaciones que hayas aceptado tendrán acceso a tu perfil y también a tus fotos.
  • Quiero subir una foto mía y -por supuesto- no quiero que Facebook la utilice por su cuenta: No la subas. Esto es un extracto de las condiciones de uso de Facebook (a fecha de hoy, 17/Marzo/2011):

    Para el contenido protegido por derechos de propiedad intelectual, como fotografías y vídeos (en adelante, “contenido de PI”), nos concedes específicamente el siguiente permiso, de acuerdo con la configuración de privacidad y aplicación: nos concedes una licencia no exclusiva, transferible, con posibilidad de ser sub-otorgada, sin royalties, aplicable globalmente, para utilizar cualquier contenido de PI que publiques en Facebook o en conexión con Facebook (en adelante, “licencia de PI”). Esta licencia de PI finaliza cuando eliminas tu contenido de PI o tu cuenta (a menos que el contenido se ha compartido con terceros y éstos no lo han eliminado).

    En resumen, que le damos permiso a Facebook para utilizar esas fotos. Sin ir más lejos, hace poco una familia feliz se pudo ver en una valla publicitaria, promocionando un supermercado. Obviamente, no sabían nada de ello.

  • Quiero subir una foto de un menor: si tú no eres su tutor legal, ni se te ocurra subir una foto de un menor. Si sí eres su tutor, te recomendaría que no lo hicieras; entre otras cosas por lo ya indicado de que no solamente lo verán tus contactos. No es la primera, ni la décima, ni la centésima vez que fotos completamente normales e inocentes de unos niños en la playa son utilizadas en círculos de pederastas y pornógrafos. Os podéis imaginar el tipo de comentarios que suelen recibir esas fotos.
  • Quiero subir una foto de otra persona (no menor): sin entrar en leyes, por educación, pide siempre permiso antes de hacer tal cosa. Una excepción es que estemos hablando de un acto público y esa persona sea protagonista en dicho acto.
  • Quiero subir una foto mía: allá tú, lógicamente. Si ya sabes todo lo anterior, decide tú mismo. ¿La pondrías en la calle?. ¿Sí?. Vale, pues súbela 🙂
  • He tomado una foto por la calle de una persona; quiero subirla: es este un debate habitual en el mundo de la fotografía. En general, si la persona fotografiada no es protagonista de un acto público, esa foto no puede ser publicada.

Repito que no soy abogado, ni tampoco un fotógrafo experto, así que me gustaría que, si alguien sabe más de leyes relacionadas con la fotografía que yo (lo cual no es difícil), aporte su granito de arena.

Doy las gracias a Mar Monsoriu, que me puso sobre la pista de los problemas de subir fotografías a redes sociales.

¿Se puede ver la Cordillera Cantábrica desde el Sistema Central?

Hoy he llegado (vía meneame.net) a un interesante y bonito post en el que se plantea la duda del titular, planteada por José Antonio Quirantes: ¿es posible ver la Cordillera Cantábrica desde el Sistema Central?. José Antonio hizo la siguiente foto desde el parking de Navacerrada:

Vista desde Navacerrada - Fotografía de José Antonio Quirantes (http://www.meteored.com/ram/13189/%C2%BFse-puede-ver-la-cordillera-cantabrica-desde-el-sistema-central/)

Si realmente lo que se ve al fondo son las montañas del Norte de Palencia (y creo que sí lo son), tendríamos ante nuestros ojos 250 Km de meseta central norte. Casi nada :).

Os invito a disfrutar del post original, plagado de detalles: