Archivos de la categoría El Cartapacio

Propósito incumplido

Como sabéis, me había propuesto este año (2015) escribir un post cada día. Pues ya está incumplido; ayer se me pasó escribirlo (por la mañana me acordé, pero por la tarde-noche me fui entreteniendo con otras cosas). Me quedo con lo más positivo del incumplimiento: se acabó la parte “obligatoria” de hacerlo.

Esa obligación perjudicó mucho, en mi opinión, a mis posts del pasado año. Así que este año no tendremos ese lastre.

Seguiremos contando historias, amigos. :)

¿Conseguiré el reto de un post al día?

En el año 2013 me propuse escribir un post al día. Conseguí hacerlo hasta el día 3 de enero :)

En el año 2014 me propuse escribir un post al día. Conseguí hacerlo hasta el día 3 de junio. Sin duda, fue muchísimo mejor que el anterior, aunque hubo unas cuantas cosas que no me gustaron, como que algunos posts no tenían calidad, como consecuencia de la obligación de escribir (y, en muchos casos, de las prisas por publicar en plazo). Intentaré que eso no suceda en esta ocasión :)

A ver hasta cuándo llegamos ;)

El reto de un post al día

El año pasado (2013) me propuse un reto el día 1 de Enero: escribir un post diario en este blog. Tuve un éxito moderado, siendo generosos: llegué hasta el 3 de Enero. Así que este año me lo he vuelto a proponer (ya sabéis eso que dicen de que las listas de objetivos se podrían reciclar de un año para otro). Y bueno, este año vamos mejor. Escribo esto el 28 de marzo y todavía seguimos con un post al día desde el 1 de Enero.

Comparto con vosotros alguna reflexión que he hecho con respecto a este asunto:

– Calidad de los posts: creo que mis posts, en general, han bajado mucho su calidad. Sin embargo, de vez en cuando (y cada vez más de vez en cuando) sale alguno mejor. Confío que esto vaya pasando más a menudo. Hay días en los que son las once de la noche y aún no he publicado el post, así que de ahí no puede salir mucha calidad. Aunque hay alguno bueno, repito, la calidad media está por debajo de la de antes.

– Rutina: esto me está siendo lo más fácil. El hombre es un animal de costumbres y, si se lo propone, rápidamente coge una rutina. Creo que no es necesario estar adiestrados desde pequeños para ello, aunque no puedo afirmarlo al 100%, ya que demasiadas cosas de nuestra vida se hacen de forma rutinaria.

– Escribir con las entrañas: esto tiene mucha relación con la calidad que comentábamos más arriba. Antes escribía cuando tenía algo que escribir, y había mucho de corazón en cada post (sí, también de cabeza). Ahora no suele haber tanto corazón, y eso me preocupa.

No puedo garantizar seguir cumpliendo este objetivo, aunque por ahora lo voy a intentar. Ni siquiera puedo garantizar querer seguir cumpliéndolo. Confío, como digo, en que cada vez los posts sean mejores y que provengan más del corazón.

¿Por qué El Cartapacio se llama así?

En muchas ocasiones me preguntáis qué es un cartapacio, y por qué este blog se llama así. Así que en este post os lo explico :)

Un cartapacio es una carpeta o similar donde se pueden guardar papeles. A mi excompañero (y sin embargo amigo) Mario Izquierdo, en una de sus habituales incursiones en búsqueda de minerales, rocas y fósiles, le sucedió lo siguiente: él estaba centrado en la identificación de un raro fósil cuando decidió alzar la vista, intentando rebuscar en su amplio acervo. Y fue ahí cuando lo vio. Un hombre rudo, de toscos andares y ásperos modales, se acercaba, decidido, hacia Mario. Cuando llegó a su lado, le espetó un inesperado “aquí no nos gusta la gente con cartapacios”, contribuyendo, sin quererlo y sin saberlo, a bautizar este blog.

cartapacio

El resto del título “de Gollum” va en honor de ese bipolar personaje de Tolkien, por supuesto.

Gracias, Mario ;)

Retomando el cartapacio

Tras algo más de un par de años sin escribir nada, vuelvo a retomar el cartapacio de gollum para escribir en él. Voy a intentar recuperar algunos de los posts antiguos y, lógicamente, a escribir algunos nuevos, que fundamentalmente para eso lo retomo.

Doy la bienvenida a los nuevos y estoy encantado de volver a contar por aquí con los de siempre.