Podéis pasar a pedir disculpas

Me dirijo a vosotros, a esos que nos decíais que, si un niño duerme con sus padres, después no va a querer dormir nunca solo. Aprovechasteis el puerperio para decirnos eso, pero acertamos no haciéndoos caso. Cuando queráis, podéis pasar a pedir disculpas.

Me dirijo también a los que decíais que si un niño juega siempre con sus papás, después no va a saber nunca jugar solo o no va a saber jugar con otros niños. Cuando queráis, podéis pasar a pedir disculpas.

Y también me dirijo a los que decíais que si a un niño se le ofrece siempre la teta, va a estar colgado de ella siempre. Cuando queráis, podéis pasar a pedir disculpas.

Ya que estamos, me quiero dirigir también a los que decíais que llevar a un bebé colgado de un fular o de una mochila era perjudicial para él. Cuando queráis, podéis pasar a pedir disculpas.

Quiero recordar también a los que nos decíais que si un niño no bebe agua y solamente toma teta, se deshidratará. Cuando queráis, podéis pasar a pedir disculpas.

Lo dicho, cuando queráis. Pero, por favor, no todos juntos.

Y, lo más importante, no volváis a decir esos ¿razonamientos? a ninguna madre más. Por favor.

Quiero aclarar una cosa final: por supuesto, no escribo esto a modo de venganza, porque esto no era ninguna competición. Lo escribo sobre todo por lo que apunto en mi anterior párrafo: dejad que cada papá y mamá críen a sus hijos. Sin juzgarlos. Sin presionarlos. Sin intentar ponerlos en una duda constante sólo por atreverse a pensar por sí mismos, o por tener la suficiente humildad como para consultar en libros lo que muchos dan por sabido.

Si esto sirve para que un solo papá o mamá, en su lucha contra el a veces hostil entorno de los primeros meses de vida de su hijo, se sienta más apoyado, me doy por enormemente satisfecho y feliz.

101 opiniones en “Podéis pasar a pedir disculpas”

    1. Muchas gracias 🙂 Muchas disculpas van a tener que pedirse, creo yo. Lo más importante, que no se repita. No sé si es posible, pero intentémoslo y deseémoslo.

  1. Perfecto e impecable, querido Carlos. Y cuando acaben de disculparse contigo, que se vengan por mi casa, que tengo unas cuantas tartas de crema esperando para hacerles una mascarilla facial arrojadiza.

    Besos plácidos,
    Lady Vaga.

    1. Mientras no digan que ha salido bien “a pesar” de eso… Qué poco me gusta la expresión “salir bien/mal” para lo que se refiere a crianza, por cierto 🙂

  2. Como supongo que alguna vez lo habré hecho, yo te las pido. y si me das tu permiso, y ya veo que si porque tienes el enlace, lo comparto. Así que además de pedir perdón por la parte que me pueda tocar, tambien te doy las gracias

    1. Gracias a ti, por las disculpas y por compartirlo. Seguramente todos (o muchos) hemos pensado así en alguna época de nuestras vidas.

  3. Acabo de llegar a tu blog y te agradezco esta entrada tan sincera y clara. Me temo que son demasiadas disculpas para quién no cree que debe disculparse por nada, porque vuestro caso, el nuestro y el de tantísimas otras familias será cuestión de suerte a sus ojos…  Menos mal que entre tod@s tratamos de ir haciendo camino! Un abrazo

    1. Gracias a ti; he intentado plasmar algo que hemos vivido en nosotros y en muchísimas mamás/papás. Acabaremos creando un camino, seguro (bueno, el camino existe ya) 🙂

    1. Gracias por tus palabras! Sí, también habría que incluir a esos: lo cierto es que ya sólo con temas relacionados con la lactancia tendríamos para un libro!

  4. Amén.  Como bien dices, todo ésto nos lo dicen en pleno puerperio, y después también… y yo me siento súper identificada porque al ser primeriza, te lo crees TODO.  Menos mal que el instinto lo tenemos ahí, y en muchas muuuuchas cosas lo seguí (gracias a dios), y mi niño, caminito de los 3 años (le queda un mes 😀  ), sigue tomando teta, juega con papá y con mamá, colecha cuando quiere, y mil cosas más.
    Reconozco que antes de ser madre pensaba bastante diferente…. creía que los niños se acostumbraban a los brazos, creía que lloraban sólo para llamar tu atención y que los cogieras en brazos, que había que dejarlos llorar….. Pero tuve la suerte de que, en el mismo paritorio, tal como me pusieron encima a mi cosita linda, algo en mi cerebro hizo “clack!!”, y me cambió el chip, literalmente. Creo que con el parto venía de serie un reseteo cerebral, y yo más feliz que una perdiz.
    Bueno, sobra decir que, todavía sigo oyendo todas ésas lindeces de la teta, el colecho, etc…. que con 3 años es ya muy mayor!  En fin….

    1. Qué sabio el instinto! Un amigo mío cita habitualmente la frase “el corazón tiene razones que la razón desconoce”. Deberíamos escucharlo más, sin duda.

  5. Me ha gustado muchísimo. Tengo un niño de 12 meses que, hasta hace dos semanas, dormía con nosotros. Y digo dormía porque, de repente, empezó a no estar a gusto ni en nuestra cama, ni en la cuna (ha sido la cuna menos utilizada que te puedas imaginar),…sólo quería dormirse solo y en el sofá. Total, que probamos en la cama de Ikea de su hermano mayor (y a éste, lo pasamos a una cama normal, tras consultarle). Ahora duermen los dos hermanos juntos, y tan ricamente. Ha sido un tema de madurez, estoy convencida. Ahora está preparado para dejar de dormir con sus padres y hacerlo sólo en su cama.

    Eso sí, sigue tomando pecho a demanda:), hasta que él quiera.

    ENHORABUENA por el post, me he sentido demasiado identificada.

    1. Completamente de acuerdo con que es un tema de madurez y de confianza, sin duda. Y de que sepan que siempre podrán estar en cama de sus papás, si así lo necesitan.

      Muchas gracias por tus palabras.

  6. En fin, Nicolás tiene 17 meses y los partidarios de la lactancia prolongada ya han hecho su exposición: no le des más de los 2 años, ke eso ya es vicio y si se vicia a ver cómo se lo kitas. En fin, menos mal ke ahora ya sólo teta por la mañana y antes de dormir, así no tenemos público ke opine. Aunke como bien dices, sobre la lactancia se podrían escribir 3 ó 4 posts como éste. Enhorabuena por el post 😉

    1. Muchas gracias; lo cierto es que es un campo en el que todo el mundo se siente con capacidad para opinar. Y el daño que hacen es, a veces, irreparable.

  7. Me ha encantado el post, pena que nadie pedirá esas disculpas… total, para ellos hablar es gratis sin tener en cuenta lo que puede suponer para unos padres primerizos que están experimentando grandes cambios en su vida y a diario les pueden surgir inmensas dudas. Un saludo!

  8. Genial!! yo sólo llevo 6 meses escuchando sandeces y haciendo lo q me place pero ya estoy escuchando la típica justificación de: “es q te ha salido buena” ¿?¿?¿? en fin, seguiremos ignorándolos! tras descubrirte me quedo por aquí!

  9. Genial!! yo sólo llevo 6 meses escuchando sandeces y haciendo lo q me place pero ya estoy escuchando la típica justificación de: “es q te ha salido buena” ¿?¿?¿? en fin, seguiremos ignorándolos! tras descubrirte me quedo por aquí!

  10. Tienes más razón que un santo. A todo el mundo se le llena la boca dando consejos y diciéndote lo que tienes que hacer, incluso criticando tu forma de hacer, pero cuando se demuestra objetivamente que lo estás haciendo bien,  callan como…  eso, que no te dicen nada. Aunque reconozco que yo recibí en una ocasión una especie de disculpa, no fue una disculpa como tal pero sí unas palabras de felicitación por la progresión de mi niño de una persona que anteriormente me había puesto en duda… a mí me sirvió, y creo que a ella también, que al fin y al cabo esa persona es abuela y a su nieta le aplicaba “otros métodos”.
    Con tu permiso, me quedo por aquí leyéndote 🙂

  11. Mi bebe durmió con nosotros hasta casi el año. Lo pasamos a su cuna porque se cayo de la cama. No le paso nada ninguna de las 2 veces. Pero igual sigue por las mañanas con nosotros de la teta sigue enganchado a sus 23 meses y no me importa…. creo que la calidad de juego que puede tener con sus papis es el que tambien disfruta jugando solo o con algún otro nene. Por eso creo que PEDIR PERDON va muy, muy dirigido a mucha gente que no contribuye para nada cambiando el chip.

  12. Sublime. Con las lágrimas fuera me has dejado. Todas y cada una de las luchas que hemos tenido que mantener, de las cosas que hemos tenido que oir, expuestas en unas contundentes líneas. Por suerte, no les hicimos caso. Y no espero que vengan a pedir disculpas, pero ya podrían. La crianza es algo muy serio como para tratar de boicotearlo “inocentemente” y luego esconder la mano diciendo que “da gusto ver a este niño”…
    Mil gracias, de veras.

  13. Hola! Es la primera vez que veo este blog…he llegado a él porque una vieja amiga lo enlazó en su muro. Lo siento, pero yo no voy a pedir disculpas. No me malinterpretéis, no busco polémicas: efectivamente, que cada pareja haga lo que su instinto dicte, y que lean, pero que lean mucho y sobre todos los puntos de vista. Me explico: por cada libro que me enseñen sobre las verdades del colecho, yo enseñaré uno sobre sus inconvenientes.
    Soy psicólogo, doctor por la universidad de Salamanca y sé de qué estoy hablando, creedme.      Hoy en día hay exceso de información, pero, por desgracia, mucha de ella no está cientificamente contrastada y se basa en opiniones y creencias (opiniones y creencias de profesionales, basadas en su criterio, pero sin contrastar empíricamente). Es un tema muy complicado sobre el que investigar, pero lo que sabemos hasta ahora, lo demostrado con estudios metodológicamente rigurosos es que el colecho tiende a ser más perjudicial que beneficioso…
    Como puedes ver, no estoy entrando a cuestionar el resto de los temas que mencionas (ni la lactancia prolongada, ni los juegos, ni la mochila); ya que, sobre esto solo hay opiniones. La mía, que solo es una y en este caso no me baso en ningún estudio científico, es que los juegos y las mochilas son buenos…
    En fin, que suerte con tu blog…pero que me faltan referencias bibliográficas que consultar en tu post para creermelo…

    1. Gracias por tu comentario 🙂

      Supongo que si buscas, encontrarás buenas referencias sobre la conveniencia de dormir en compañía. Si no hubiéramos dormido en compañía desde hace miles de años, creéme, no estaríamos aquí hablando sobre si es bueno o malo.

      De todos modos, con respecto a mi frase del post “si un niño duerme con sus padres, después no va a querer dormir nunca solo”: nuestro hijo ha dormido con nosotros desde el día cero. Y ahora quiere dormir solo. Así que puedes creerme, no hay nada que implique que si un niño duerme con sus padres después no quiera dormir solo 😉

      1. La verdad es que todos los padres tendemos a decir: “pues mi hijo  no hace o duerme o come o …” pues eso, que cada padre críe como buenamente pueda, crea o considere. Pero tampoco creo que nadie tenga que pedir perdón, ni mucho menos, porque padres que no tienen esa filosofía o método de crianza, ni son peores padres ni menos amorosos ni respetan menos a sus hijos, y también sufren lo opuesto porque en ese caso también “CUANDO QUERAIS PODEIS PASAR A PEDIR DISCULPAS!” (uy! que mala madre que no da teta, o trabaja, o …..) en fin, que el caso parece que hay que buscar polémica y criticar. Y ya cansa, no creeis? Por cierto soy madre, y también he tenido que aguantar justo las críticas a la inversa (sin saber ni conocer): uy! no das teta? uy! no duermes con tu bebé? uy! tan pequeña y tienes que ir a trabajar y no pides excedencia con lo que te vas a perder? uy! uy! uy!
        Qué manía con los “bandos”!! que no nos hemos enterado aún que lo que les funciona a unos a los otros no les funciona??
        A tí te va bien colechar? y a tu hijo y familia también?  pues hazlo!
        Yo no lo hago y no juzgo a nadie y me importa un pimiento si hay otro que dice que el colecho es más beneficioso. Bueno y qué que me lo digan? si las opiniones – perdón por la expresión – son como los culos! todo el mundo tiene una !! =D
        Pues eso, que los padres quieren a sus hijos por encima de todas las cosas, y como no hay una verdad absoluta, que cada cual haga como mejor sabe hacer, y ni juzguemos y ni que nos afecte si estamos convencidos de ello.

        1. No tenemos estadísticas, pero creo que los papás de un “modelo” reciben bastantes más críticas y más constantes que los del “otro”. Y sí, mejor si no hubiera bandos y cada uno pudiera seguir su instinto. Pero el problema es que tenemos a veces el instinto bastante contaminado.

          Muchas gracias por tu aportación!

        2. Me siento muy identificada con Anónimo con respecto a lo inútil de esa lucha entre “bandos”. Ser padres ya es suficientemente difícil para que además nos enfrentemos.  Intentemos ser padres lo mejor que podamos, seguramente de todas formas todos (“los de un lado y los del otro”)cometeremos errores, sin que eso signifique que no amamos a nuestros hijos. Por favor, que no se malentienda mi comentario. Aprecio este blog y todos sus comentarios, pero no puedo evitar sentirme cercana al comentario hecho arriba.

          1. Muchas gracias! Y lo del escarnio me parece que lo “sufrimos” todos los padres, nunca llueve a gusto de nadie, de verdad.
            Y me encanta Corina lo que has dicho, que de todas formas ambos bandos cometeremos errores, porque es cierto, no porque quiera a mi hija por encima de todas las cosas significa que de repente soy infalible y no me equivoque y esté en posesión de la verdad absoluta… pues no. Yo los consejos que se adaptan a nosotros y me parecen buena idea los cojo, y los que no, pues no, sin más. Es que a cada uno su circunstancia.. qué manía con comparar, qué razón tienes de nuevo Corina con que ser padres ya es suficientemente difícil!!
            Si tu hijo colecha, lo porteas y le das pecho  hasta cuando queráis/ duerme en cuna, va en carrito y toma biberón  y luego es una persona insigne y brillante y buena persona fenomenal!! eso  no determina qué va a ser/hacer en la vida!! Puedes tener los mejores padres del mundo y crecer y DECIDIR ser una mala persona o DECIDIR hacer mal, sin más, y dará igual lo que hayan hecho tus padres. Cualquier tipo de crianza NO da la garantía de que de mayor sea como tú quieras que sea, así que… no será mejor que cada padre haga lo que crea conveniente y lo que mejor sepa?
            Quiero decir, y no me malinterprete nadie… a ver, yo no soy rubia y por mucho que  me digan que me tiña porque me va a quedar mejor, YO ESTOY A GUSTO COMO ESTOY y no me tiño, y me da igual que me lo diga quien me lo diga, no sé si me explico o soy un poco torpe…
            Me parece, después de más de dos años y medio como mamá, que parece que nos tenemos que justificar de nuestras decisiones a todas horas y creo que no es así… Que cada uno haga lo que mejor considere, nadie tiene que pedir perdón a nadie, tan sencillo como si estás seguro de ti mismo y no quieres seguir un consejo, no lo sigas, da las gracias – o no, a gusto de cada uno – y sigue tu camino, sin darle mayor importancia.
            Jo,, de verdad que cada día me aburre más ver comentarios de  uno y otro bando…. siempre es lo mismo…. No sería mejor en lugar de criticar, compartir? 
            Y lo dicho, con todo mi cariño y respeto, pero es que desde que me he estrenado en el maravilloso mundo de la maternidad….. estas dualidades cada vez me parecen más improductivas….. y sobre todo porque somos padres y nos creemos con el derecho a juzgar, y no, no lo tenemos.

        3. No se trata de pedir perdón por educar de otra manera, sino de hacerlo por haber hecho escarnio de quienes educamos de otra manera, al menos todas esas personas que acostumbran a opinar sobre los demás sin que se les haya preguntado, y no sólo opinan sino que señalan y lanzan los peores presagios.
          Creo que es muy diferente.

        4. Que no nos hemos enterado aún que el colecho es neurológicamente más beneficioso que dormir solo?, utilizando tu misma expresión. Esto no son opiniones, mamá anónima, está demostrado científicamente, más arriba lo explican brevemente (cortisol).

          Que no nos juzquemos, vale, pero que cada cual haga lo que quiera y que no nos afecte, tampoco. No hago más que leer en muchos sitios que dar azotes forma parte de educar. Pero no se puede defender que los padres hagan aquello que clara y demostradamente perjudica a sus hijos, pues esos niños algún día llegarán a adultos y serán la cajera del súper, el señor juez, la pediatra y el fontanero. Y entonces sí nos afectará a nosotros y a nuestros hijos el cómo hayan sido criados y educados, incluso si dejamos fuera cuestiones como la empatía.

    2. Dajegon… cuidado con las teorías, que las carga el diablo (te lo dice una teórica). Por favor, define perjudicial… ¿perjudicial para qué (o para quién…)? 

      Si queremos ser “metodológicamente rigurosos” tendremos que recurrir a lo que dice la ciencia. Veamos, si analizamos posibles relaciones causa/efecto podemos empezar por la mortalidad… no varía (salvo imprudencias claras y evitables). Si pasamos al terreno neurológico puro gana el colecho (menos producción de cortisol y por tanto menos tendencia a lo largo de la vida al estrés, ya que en la producción elevada de cortisol a edades tempranas puede modificar la respuesta al estrés epigenéticamente de por vida). Y ya si pasamos al terreno de las teorías entonces me quedo con Bowlby o, mejor dicho, con la compañera de Bowlby a la que le sisaron la teoría. 

      Efectivamente podemos opinar hasta el infinito pero también podemos argumentar más allá de la escasa evidencia. 
      Saludos a todos y Carlos enhorabuena por el artículo, es estupendo. 

    3. Dajegon, tu eres sicólogo y doctor. Yo soy hija, hermana, tía, madre… mujer. Ah! y también licenciada y docente y en todos los jóvenes con quien he tenido contacto, en tres países y en dos continentes diferentes, de niveles socioconómicos distintos , he visto la diferencia entre los que han sido criados con apego y los que no…

    4. Pues yo soy psicologa y no se de ningún estudio que diga que el colecho es perjudicial. Es más, sólo por la metodología que hace de un experimento válido y con resultados fiables, no sería posible realizar un estudio de ese tipo, demasiadas variables que escapan de control.

      Podrias facilitar los estudios contrastados que mencionas? si no tu opinión no pasa de eso.

      En cambio si hay estudios contrastados sobre lo perjudicial de que los niños duerman solos (lloren o no) debido a la segregacion de cortisol. Yo si le dejo bibliografía, ya que estos estudios vienen mencionados en el libro “Dormir sin lagrimas”, de la psicóloga Rosa Jové

  14. Me ha encantado!
    Aun ahora (Íria tiene 13 meses) sigo oyendo el mismo discurso de las mismas personas. Me ha hecho pensar mucho lo que dijiste: no es ninguna competición. Estoy totalmente de acuredo, pero mucha de la gente de nuestro entorno no lo ve así y es tan cansino… parece que no pararemos nunca de justificar que si dormimos juntos los tres, tiene teta a demanda, vamos unidas en un fular,… es por respeto, por amor, por comodidad, por sentido cumún,… Y no porque tengo dependencia de ella ni ella de mi, ni porque no quiero que crezca, ni todas esos comentarios que podríamos volver a redactar, pero que quienes lo sufrimos ya sabemos cuales son.
    Sí, si sirve para que solo uno de nosotros no se sienta solo, ya es mucho, aisí que mil gracias y todo mi apoyo.

  15. Que habilidad de plasmar la realidad, que en estos días está a su máxima potencia con los sabios y poseedores de la verdad del twitter y otras redes; la era 2.0

    1. Muchas gracias! Como verás, mi blog no es un blog sobre crianza, aunque sí que hablo bastante sobre ese tema. Porque me interesa. claro.

  16. Me ha encantado, eso es algo que tenemos que aguantar todos los padres, o madres, que no se conformar con dar a sus hijo”lo que está bien visto” o lo “normal” lo aceptado por la sociedad, siempre nos juzgan nos aconsejan, que los malcriamos, se nos van a malacostumbrar, van a ser unos mimados, y lo que pasa es lo contrario nuestros hijos están felices, la gente me dice siempre está sonrienso, es tán simpático, no llora cuando lo coge alguien que no conoce, aho pero no era un mimado? jajaja…cada uno que dentro de su casa eduque a sus hijo como vean mejor, siempre que sea con cariño y amor, que mal hacemos no? oimos a diario como nos dicen tiene un año y aún le das teta si y durante mucho más tiempo aún el que quiera y te miran con una cara, no si desde los 8 meses duerme con nosotros en la misma cama, queee???? dios mio que cara de espanto, es algo tan increible, no intentamos hacer nuestra vida más comoda sino le hacemos la vida más comoda y feliz a nuestros hijos, pero mira la gente no lo entiende, pero a mi me da igual, y claro tienes razón van a tener que pedir muchas disculpas, los entendidos en mal aconsejar. un saludo.

    1. Muchas gracias; a veces es demasiado dura la presión que se ejerce sobre los padres. Sólo el sentido común, el instinto y el amor nos ayudan 🙂

  17. Es una maravilla comprobar que lo que piensas y haces, lo comparte muchísima gente más y así no te encuentras tan sola….porque a veces es muy duro y yo he llorado bastante al principio.
    Mi niña, con 20 meses, sigue con su teta a demanda, pero claro, resulta que está unida a mí, no porque juego con ella constantemente, le canto, estoy atenta  sus necesidades, le doy de comer, le doy besos, abrazos, y un sinfin de cosas, pues no, eso no tiene que ver, está “pegada” a mí por seguir dándole el pecho….
    También habría que incluir a los que dicen que hay que hacerle menos caso porque cuando te tengas que separar para que vaya al cole, lo va a pasar mal. No, si mal lo va a pasar de todas formas, así que es una tontería prestarle menos caso del debido o querido, que eso sí es un daño que se le hace.
    En fin, gracias por tus palabras, cuanto más leo a gente que piensa como yo, más reconfortada me siento en que no lo estoy haciendo mal, como debe de pensar mucha gente.

  18. No se, y seré honesta, sí tu mensaje va dirigido en el tema de no se metan en tu vida, y te dejen criar a tus hijos como gustes. Por mí esta bien, sin embargo, sí es cierto que el tiempo dirá sí las recomendaciones que se hacen, son o no válidas, uno no sabe, todos los niños son distintos, y muchas veces, las practicas que inculcan habitos inadecuados generan problemas en las pautas de crianza posteriores. No, lo lamento, no me disculpo. No puedo disculparme cuando, como profesional las madres llegan llorando porque desde pequeños no pudieron poner límites, porque invitaron a sus hijos a la cama, para en parte, evadir a su esposo y no querer tener relaciones, porque, generaron un apego inseguro. Disculpame, pero no me disculpare. Puedes ser padre como gustes, ama a tu hijo, pero no creas que haces todo perfecto. Puedes criar, dar de mamar, y dormir con tu hijo como gustes, pero, sólo el tiempo, y el desarrollo de tu hijo  se verá sí tu tecnica funcionó. Es duro ser padre, lo sé, pero juzgar es distinto que sugerir. Tu modelas tus hijos a gusto, pero no puedes negar la ciencia, ni negar los estudios. Eso sí, ama a tu hijo, enseñale, pero tampoco le des gusto en todo,  porque en parte, dormir contigo, y darle a un de mamar con pecho, es una forma egoista de decir, “saben que, no quiero hacer cambios, y poner límites que me van a causar trabajo”.  Lo lamento, no me disculpo.

    1. Todas las frases que he puesto en el post han sido puestas tras comprobar que son ciertas 🙂 Nuestro hijo ya quiere dormir solo. Nuestro hijo ya no está colgado todo el día de la teta.

      Por supuesto que no pretendo decir que hago todo perfecto. Cometo errores, por supuesto. Y no será la primera vez que pida perdón a mi hijo por los mismos.

      Con respecto a los límites, tendríamos para mil libros, como bien sabrás por tu profesión. Creemos en el ejemplo como mejor forma de educación, no en los “hay que poner límites” o “no hay que decir que sí a todo”. Los límites surgen solos. La propia vida nos los pone.

      Muchas gracias por tu aportación.

      1. Carlos, tienes toda la razón. Me pasó con mis hijos. Con la mayor, al comienzo como madre primeriza le hacía caso a todas las “sugerencias” de los profesionales de la salud. Pero terminaba desgastada tratando de ir contra corriente, al no respetar las necesidades de mis hijos. Decidí seguir mi intuición y los resultados son maravillosos. Mis hijos son independientes, seguros de sí mismos, inteligentes, sensibles, bondadosos… jeje, que puedo decir, soy su madre:D 

    2. De qué estudios hablas tu? Porque los que conozco y mi experiencia personal, familiar, cultural y de mi entorno confirman precisamente lo que afirma Carlos en su post.

    3. Creo que simplemente este post está escrito para todas esas personas (pediatras, madres, amigos, conocidos, desconocidos…) que te dicen ese tipo de frases sin razonamiento alguno, para todas esas personas que dan consejos cuando nadie se los ha pedido, para todas esas personas que se meten donde no les llama, sobre todo personas que nos encontramos en los parques cuando estamos con los niños, o pediatras que en vez de limitarse a mirar la salud del bebé i niño se mete en nuestras vidas en cuestiones que no tienen porque meterse como por ejemplo como, con quien y cuando duermen nuestros niños, o hasta cuando se le da el pecho y demás. Mientras respetemos a nuestros hijos no tienen porque meterse y dar consejos de ese tipo.

      Nadie en este post ha dicho que se sea perfecto, eso lo habras malinterpreado tu, si te has dado por aludida en pedir perdon…por algo será

      Un saludo

    4. tú has leído algo acerca de cómo se forma el apego inseguro? no sé, es que hablas como si fueras profesional del tema, y precisamente el apego inseguro es consecuencia de la ansiedad de separación mal resuelta… y dices que no se puede negar la ciencia, ni los estudios… pues ahí estamos de acuerdo: todos los estudios recientes sobre separación de las crías de mamíferos  de las madres coinciden en que esto tiene efectos perjudiciales a corto y largo plazo en el desarrollo de su sistema nervioso. Si quieres te menciono unos cuantos… y en serio que me gustaría saber de qué estudios hablas tú.

    5. y por cierto, yo creo que todos los aquí presentes ponemos límites: no dejamos que toquen enchufes, ni que crucen la carretera solos, ni que coman las chuches que les de la gana, ni que se acuesten a las 12 teniendo cole mañana, ni que dejen de ponerse el chaquetón o la protección solar, ni que nos peguen, ni que peguen a los demás, ni, en fin, todo ese montón de cosas que ESTÁN MAL. Sí dejamos que duerman con nosotros o tomen pecho o quieran brazos o … en fin, ese montón de cosas que ESTÁN BIEN. Como tú dices el tiempo dirá: pues a mi me ha dicho que tengo 3 hijos como 3 soles, seguros de sí mismos, independientes conforme van creciendo, cariñosos, responsables porque así les he educado desde pequeños, y yo que he sido su maestra también en Infantil, te podría decir que incluso “líderes” en su grupo de amigos. Nada que ver con un apego inseguro, sino más bien todo lo contrario.
      Siguiendo con tu razonamiento…. egoísta es pensar que “saben qué, no quiero hacer cambios, e investigar más sobre la formación del apego y sus consecuencias, y buscar estudios sobre ello, me va a causar demasiado trabajo… así que mejor me quedo con mis prejuicios obsoletos e infundados”.

      1. Claro!!! Ademas egoista seria: no me importa que llores y necesites estar conmigo, yo quiero dormir comoda en mi cama sin tener que cambiar de posicion para darte la teta (tu mejor alimento)… jaja. Para criar hijos hay que poner el cuerpo! No alcanza con darles de comer y mandarlos al colegio

    6. Todo lo que comenta Carlos que hace con sus hijos, verías que da más trabajo que lo contrario. El biberón es más cómodo, dejarle protestar unos días por no cogerles en brazos consigue que dejen de pedírtelo continuamente, y etc. para el resto.

      Darles lo que todo mamífero necesita al nacer, todo el apego del mundo, dormir juntos como manada, darles el mejor alimento que la naturaleza ideó para ellos…, todo eso no tiene absolutamente nada que ver con no poner límites. Es una confusión bastante habitual. Propones que se deje de darles lo que necesitan de pequeños porque se teme que pronto nos tiranicen y nos pidan más y más. ¿En qué tipo de crianza está entonces la seguridad en lo que uno hace, si nos ha de mover el miedo, y en cuál de ellas está la intención de que la crianza no cause mucho trabajo? Parece el mundo al revés. Y no sólo eso, sino que de forma surrealista los padres que crían a sus hijos con apego acaban siendo criticados precisamente por comodones. ¡Es el colmo!

      Y el remate es comentar que criar a un hijo con apego y lactancia materna prolongada sea negar la ciencia y los estudios. ¿Qué tipo de profesional no ha leído todos los estudios científicos sobre los beneficios innegables de la lactancia materna prolongada, tanto para el hijo como para la madre? ¿Qué tipo de profesional asegura que el colecho significa negar la ciencia y los estudios científicos, cuando hay hasta 60 documentos científicos en un pequeño grupo de facebook sobre los beneficios innegables del mismo? Sería mejor que te pusieras al día, tal vez puedas visitarlo, se llama “Mamá, no me dejes llorar, infórmate”.  O, mejor aún, antes podrías sacudirte todos los prejuicios que impiden ver las reales necesidades de los bebés, de lo contrario no mezclarías churras con merinas al mezclar el colecho con supuestos deberes conyugales. Que se ve el plumero, vamos…

      PD para el resto: No suelo expresarme nunca así pero el tono del mensaje de Psangelarojas (yo tengo la razón absoluta, eres tú el que inculca hábitos inadecuados), merece como mínimo una contestación así.

    7. Lo siento. No comparto lo que dices. Solo está la noche y la cama para estar con tu pareja? Sabes que en la mayor parte del mundo se practica el colecho. Solamente en algunos paises desarrollados se separa a los hijos de los padres. No creo que sea un habito inadecuado. Saludos

    8. eso que dices no es cierto, es mas dificil ser honesto e un igual, que poner limites,a los adultos les encanta poner limites, un niño es algo muy facil de dominar,los adultos en general nos cuesta aceptar como somos, acepatr que hacemos cosas mal, en cambio nos cuesta bien poco exigirles a los niños que “se porten bien””” venga ya, dejaros de eufemismos!!! enseñar a un niño a dormir solo haciendole llorar solo sirve para que sepa que no puede confiar en sus padres, se duerme de agotamiento,no por que lo haya aprendido!!! yo fui educada con el metodo estivill, y asi les ha ido a mis padres….

  19. Carlos… Acabé en tu blog casi por error (es lo que tiene el Facebook, que acabas descubriendo cositas interesantes por pura casualidad). Yo no soy padre… y es más, apenas soy un veinteañero, pero si me lo permites opinaré desde el “otro lado” de esta ecuación.
    Como bien dices esto no es una competición. Principalmente porque cada niño es único y especial, dando lugar a una enseñanza que acabará siendo única y especial también, lo que acabaría adulterando dicha competición.
    De todas formas, la sensación que percibo (y que conste que intento generalizar lo menos posible) es que estos padres que critican sin fundamentos, que solo conocen el “no” como respuesta o se sirven del miedo para lograr sus propósitos son personas educadas en un ambiente similar, y si tenemos en cuenta la historia de España y la forma en la que se educaba 40 años atrás, no es de estrañar que ese tipo de “razonamentos” como tu has descrito, se repitan tanto hoy en día.
    Para terminar diré que si bien se podría pedir disculpas por los comentarios que mencionas me gustaría recalcar que son los que menos daños acaban haciendo a los niños. La televisión, consolas, la baja calidad educativa, la falta de tiempo por parte de los padres, etc…  Sinceramente creo que esas si son razones por las que se debería pedir disculpas.
    Y, casi sin ningún tipo de duda, la peor medicina para los niños es el querer inculcar ideas o valores más allá de la moralidad. El ejemplo más claro para mí: la Religión. Indignación es lo único que consigo al comprobar, por ejemplo,  que muchos padres siguen bautizando (cristianos de por vida, lo quieran o no, ya que es sumamente difícil apostatar) a sus hijos, u obligándoles a asistir a catequesis, o la comunión (prácticamente como un cumpleaños, pues los niños solo esperan los regalos) simplemente porque son sus propias creencias o valores. Perdón por adelantado al alargar tanto mi comentario (que podría alargar mucho más) y perdón por las posibles faltas de ortografía o gramática (curiosamente algo en lo que fallan gran cantidad de niños y otros no tan niños).
    Suerte con el blog!! Saludos!!

    1. Pues, hala, JSB, de los pocos veinteañeros que hablan con argumentos y sin apenas faltas de ortografía. Aunque creo que siempre se tarda menos en pasar el corrector ortográfico de Word que escribir la frase de perdón por la ortografía, y encima uno aprende, aunque esté en la tercera edad.

    1. sólo quería puntualizar que no me hace falta que me pidan disculpas, me conformo (que no es poco pedir) con que nos dejen criar a nuestros hijos de la forma que creo que es la única, porque es la natural, y QUE NO ME INTENTEN HACER CAMBIAR DE OPINIÓN.  Sólo me gustaría NO tener que estar DEFENDIÉNDOME por dormir con mi hijo (algo que no sé quién lo disfruta más, si él o yo), por darle el pecho cuando va a cumplir el año y tener que estar explicando que no necesita agua, que se hidrata con el pecho, que si no quiere fruta que no se va a quedar con hambre porque la sustituya por la teta, por algo la sustituirá!!la naturaleza es sabia, no sé por qué intentamos cambiar lo que nos da…

  20. Me encanta!!
    Creo q lo voy a imprimir y poner en la puerta de mi casa, primero para q me pidan disculpas cuando tuve a mi hijo y todavia hoy con su crianza y despues para cuando tenga en mayo a Alicia lean eso antes de opinar lo primero q se les pase por la cabeza jajajaj
    Soy madre de un nene de 2 años, lo he porteado hasta q me volví a quedar embarazada, el duerme en su cuarto, pero cuando quiere, o le viene una pesadilla, o se encuentra malito, o simplemente por gusto se pasa a nuestra cama. Tanto mi marido como yo nos encanta.
    Cogí a mi hijo hasta la saciedad, sin importarme q se “acostumbrara” y a los 6 meses empezó a gatear y casi no queria q lo cogiese… Ahora es un niño super independiente, juega en su cuarto, en el parque con otros niños, se desnuda casi solo, come solito… y creo q es tan independiente a pesar de su edad porque no ha necesitado llorarno para estar ahí, tanto su padre como yo no lo hemos dejado decir ni ¡AY! innecesareamente…. Y esto no quita de que hayamos puesto límites en las cosas realmente importantes.
    El sabe comportarse fuera y dentro de casa, comprende muchas cosas cuando se las explicas, es ovediente y sabe compartir, y para nada es un niño mimado o malcriado.
    Ya q para mí el cariño no es malcriar…. y ya está q me estoy enrollando demasiado 🙂
    Gracias de nuevo

  21. Me encanta!!
    Creo q lo voy a imprimir y poner en la puerta de mi casa, primero para q me pidan disculpas cuando tuve a mi hijo y todavia hoy con su crianza y despues para cuando tenga en mayo a Alicia lean eso antes de opinar lo primero q se les pase por la cabeza jajajaj
    Soy madre de un nene de 2 años, lo he porteado hasta q me volví a quedar embarazada, el duerme en su cuarto, pero cuando quiere, o le viene una pesadilla, o se encuentra malito, o simplemente por gusto se pasa a nuestra cama. Tanto mi marido como yo nos encanta.
    Cogí a mi hijo hasta la saciedad, sin importarme q se “acostumbrara” y a los 6 meses empezó a gatear y casi no queria q lo cogiese… Ahora es un niño super independiente, juega en su cuarto, en el parque con otros niños, se desnuda casi solo, come solito… y creo q es tan independiente a pesar de su edad porque no ha necesitado llorarno para estar ahí, tanto su padre como yo no lo hemos dejado decir ni ¡AY! innecesareamente…. Y esto no quita de que hayamos puesto límites en las cosas realmente importantes.
    El sabe comportarse fuera y dentro de casa, comprende muchas cosas cuando se las explicas, es ovediente y sabe compartir, y para nada es un niño mimado o malcriado.
    Ya q para mí el cariño no es malcriar…. y ya está q me estoy enrollando demasiado 🙂
    Gracias de nuevo

  22. Que razón tienes!   Yo siempre tuve la suerte de no hacer caso a nadie que no fuera yo ,y siempre estuve muy segura de querer dormir con mi niño en nuestra cama , de darle teta hasta que él quiera, de bañarme con él todos los días, en fin , de hacer todo aquello que como tú bien dices te recriminan y te miran cómo una inexperta cuando en realidad lo único que haces es criara tú hijo como te dé la real gana..Grácias por tus palabras y esperemos que muchas madres crien a sus hijos cómo realmente quieran y no como opinen otros inexpertos!!! 

  23. Puedes creer que estoy equivocada, en parte lo digo por mi experiencia. Y sobre lo de los niños que son invitados a la cama para evitar las relaciones sexuales es una realidad, que  esta documentada y que como terapeuta la he constatado.

    1. Hombre, habrá casos en los que hay niños que duerman con sus papis por esa razón, pero no son la mayoría ni muchisimo menos, asi que no des a entender que el colecho se hace para evitar el contcto entre el padre y la madre o cosas raras. los padres que lo practiquen que lo hagan porque realmente quieren, y nada mas.

    2. Pues si está ocurriendo eso lo último que necesita una madre es que encima la culpabilicen: lo que necesita es ayuda, recuperar su autoestima y, tal vez, ayudarla a que rompa esa relación tan tóxica. 
      Y sí, estoy convencida de que estás equivocada, habría preferido algo de argumentación por tu parte pero en fin, es lo que hay. 

  24. Carlos. No solo te apoyo sino que te felicito porque como papá tuviste la necesidad de desnudar las barbaridades que se dicen en nombre de una “ciencia” absolutamente desactualizada.
    Coincido con todo lo que probaste en la crianza de tu hijo y te diste cuenta que no era como te lo “habían exigido”. Porque como padres nos exigen una forma de educar, criar, alimentar, dormir a nuestros hijos. Suerte que hay muchas personas que como tú han abierto los ojos y optado por lo que en definitiva les corresponde: criar a sus hijos como creen responsablemente conveniente.
    Visita naciendopadres.blogspot.com y lee la carta que Eduardo escribió a su hija sobre la historia de su nacimiento. Te hace emocionar. Tal como tus palabras.

  25. Me ha gustado mucho tu post Carlos, sencillo y claro. Rotundo sobre como nos hemos sentido algunas veces. Me ha gustado leerte y conocerte, sin embargo me he sentido más atraído por algunas respuestas críticas a tu post….me explico.

    Por lo menos he leído hasta dos comentarios de profesionales que aluden a la experienicia clinica y a la ciencia para hacer una crítica a una partecita de tu pots. El colecho.

    Como psicologo, formador y terapeuta, casado con una psicologa, formadora y terapeuta, quiero ofrecer otro punto de vista. Creo que en ambos tienen parte de razón desde el punto de vista que lo enfocan, efectivamente existen casos q vemos en consulta de utilización del colecho como síntoma de una pareja destruída. No es más que otro síntoma del hijo como arrojadiza como en tantas parejas en desamor consciente o no. Pero eso no es colecho, decidido, consciente, hablado y ….disfrutado (y ahora hablo como Padre)

    Mi visión es casi la opuesta. Probablemente se necesita una pareja tremendamente enamorada y apasionada, consistente y dialogada para colechar…

    No voy a citar referencias cientificas, ni beneficios, ni autores…me aburre. Un colega decía que él puede ofrecer una artículo contrario por cada uno que citemos y me temo que tiene razón.

    Solo decir que Martin Seligman el padre del concepto de “Idenfensión Aprendida”, padre de la psicologia positiva cientifica practico colecho con sus hijos. Lo defiende en su libro “La autentica felicidad”, brillantemente prologado por Daniel Goleman.
    No es menos cierto que aunque los psicologos alineados con la PS, no hemos parado de decir que complementamos otros estudios, que estamos “a favor” y no en contra de nadie, cierta parte de la profesión nos percibe como “peligrosos” ¿Será porque hablamos de amor, espiritualidad y hemos recuperado para la psicología la palabra “Felicidad” en vez del eufemismo pseudocientífico “Bienestar psicológico”?

    Desde el respeto profesional no me gustna los dogmas, y algunas frases que he leído desde otros colegas suenan a “soy el dueño de la verdad cientifica” y amigos ni siquiera en nuestro mundo científico existe una “verdad”.

    En todo caso comparto, el respeto a las diferentes formas de críar, no es cuestionable que los padres y madres toman decisiones y educan desde el amor a sus hijos.

    Otro debate es la enorme necesidad de “validación social”, (haz lo que hacemos todos y no jodas) que lleva al dogma de fé, a lo bueno y lo malo, lo que se debe o no se debe hacer. Y desde la más profunda autocrítica dentro de los defensores de la crianza positiva o de apego con demasiada frecuencia se cae en esto, culpabilizando a padres y madres sobre su tipo de crianza.

    Me significo desde el respeto: mis hijos de 4 y 3 años duermen aún con nosotros (en retirada según sus últimas decisiones), no están aún escolarizados, se les educa fundamentalmente en gestión de sus emociones, toman sus decisiones y por supuesto que tienen un marco de juego, claro e innegociable. No confundamos p0r favor la crianza que algunos hemos decidido (no sin dificultad por cierto), con la ausencia total de reglas a respetar por todos, con la evitación de nuestras parejas, la delegación de nuestra responsabilidad, etc.

    Gracias por leerme y de nuevo te agradezco el post,
    Alejandro Busto Castelli
    http://www.psicologiaceibe.com

    1. Felicidades, Alejandro. Tu respuesta deja claro que tú sí eres un profesional y puedes dar argumentos. Tal vez en internet es fácil autoadjudicarse profesiones que no se corresponden con la realidad…

  26. Gracias Carlos por trasladar este sentimiento que tantos hemos tenido. Nadie nos va a pedir disculpas, seguramente ni si quiera nos reconocerán el acierto en muchas cosas, pero nos queda esa tranquilidad de ir comprobando con el paso de los años que criar  a los hijos con apego no solo es un placer sino que tiene recompensa.
    Mis niños tienen ya ocho y cinco años, he tenido que oir de todo, pero nada me ha hecho mella, porque he tenido la conciencia muy tranquila. Creo que los que se dedican a perseguir a otros padres con sus teorías científicas (bueno, de ciencia-ficción) se revuelven tanto precisamente porque no están tranquilos con lo que han hecho, porque algunos les hacemos ver que su camino no era el único.
    Y lo mío también habrá sido suerte porque les hemos dejado dormir donde les daba la gana, comer si querían-y si no, no-dado la teta hasta que la han dejado -uno a los dos años y medio y el otro a los cuatro-, contado cuentos, jugado con ellos, escolarizado tarde y hasta parido en casa.  Y a pesar de ello son sociables, cariñosos, sanos, comen de todo sin quejarse, duermen solos y se portan bien…sorprendente.

  27. Gracias por escribir este artículo. Me ha hecho llorar de emoción ver que no estoy sola con mis ideas, aunque disculpas no quiero hay daños irreparables pero todo es compensado por mi gran tesoro: mi hija como dice ella  “mami no te preocupes ahora te abrazo y ya pasa todo”

  28. Se puede decir más fuerte pero no más claro.
    ¿Cuántas veces nos hemos sentido cuestionadas por querer criar a nuestros hijos de una manera más natural?
    Gracias

  29. Carlos, como siempre, me encanta lo que escribes. Ojalá algún día, esas personas, se diesen cuenta del daño que hacen con esos comentarios, porque por mucho que los ignores, la duda  te la dejan en algún punto y si no es la duda, es la mala leche que te entra 😀
    Mi bebé aún tiene 11 meses, por lo que me queda mucho por demostrar y sobre todo, por desgracia, me queda mucho por oir de este tipo de personas, pero espero poder decir lo mismo que tu dentro de unos años. Y estoy segura de que estoy por el buen camino…
    También quiero apuntar que los niños no “SALEN”, dios, como odio eso cada vez que se lo oigo a mi madre: “que suerte de que te haya salido dormilona” “Que suerte de que no se enferme en la guarde” “que suerte de que le guste gatear” “que suerte que coma bien…” COMO LO ODIO…. jajajajajaja.
    Gracias Carlos por tener este espacio

    1. Muchas gracias a ti. Seguro que podrás decir lo mismo dentro de poco. Seguramente ya podrás decir lo mismo en algunas cosas. Muy interesantes tus menciones a la “suerte”.

  30. Me ha encantado el post!!! Yo soy mamá primeriza y los primeros meses fueron bastante duros, con muchas dudas. Siempre he pensado que no es bueno dejar llorar a los bebés, que es muy bueno cogerlo en brazos tanto como él quiera y necesite, que es fenomenal dormir con él y dormirlo en brazos, en el pecho, en el bibe, da igual, la cuestión es que se duerma de forma feliz y tranquila incluso que duerma en tus brazos durante horas… Pero había mucha gente que me decía que tenía que aprender a dormir solo porque sino se acostumbraría y nunca lo conseguiría, que no debía tenerlo todo el día en brazos porque nunca se separaría, que no debía dormir las siestas encima de mí porque no era bueno. Lo malo, es que no sólo te lo dice gente esporádica o ciertos amigos, sino que te lo dicen familiares, que a su vez han tenido hijos y por un momento se te pasa por la cabeza si tendrán razón y esa idea se te pasa de forma triste porque va en contra de lo que tú piensas y sientes. Y, ¿sabéis que os digo? Que menos mal que no hice caso a esos comentarios y me dije a mí misma “no pasa nada porque quiera brazos, dormir conmigo y estar conmigo toooodooo el tiempo, todo son objeciones que pone la sociedad” y a día de hoy, mi niño precioso tiene casi 9 meses y, ya no quiere todo el día brazos, y tampoco quiere dormirse en ellos. Se duerme tranquilamente sólo (conmigo al lado porque me encanta ver cómo se duerme) y con caricias, canciones e incluso cogido de mi mano y yo soy feliz y los más importante, él es feliz de ver que su mamá y papá estarán ahí siempre que lo solicite 😀

  31. Plas, plas, plas! Me encanta y te aplaudo! Estoy harta de denunciar en mi blog los comentarios importunistas de mucha gente que se cree poseedora de la verdad absoluta y opina sin ser solicitada su opinión sobre este tipo de temas que con el tiempo le dejan en evidencia

  32. Mi hija ya va camino de los 13 años , imaginaros hace 13 años, en españa apenas se veían foulards para llevar a los bebés, parir en casa: “horror” estás loca, dar el pecho hasta los dos años y medio… la vas a convertir en una niña súper dependiente y ya no me pongo en cuestiones de vacunación o salud porque no acabamos .
     Puedo decir que el tiempo ha traido consigo algunas disculpas, porque quien la conoce ve que contradice todos los miedos y dudas de los antiguos incrédulos. También puedo decir que no todas las crianzas pueden o deben ser iguales, cada familia debe encontrar su espacio de operatividad y ” comodidad”. 
    Seguramente hoy, si volviera a tener un bebé, haría algunas cosas diferentes, en otras no sería tan radical… pero puedo afirmar que criar con apego, durmiendo juntos, tomado teta hasta cuando consideremos apropiado, llevando al niño en brazos…y muchas otras pequeñas cositas cotidianas convierte a los niños en adolescentes autónomos, seguros, críticos y con empatía hacia los demás y hacia el mundo.Y no lo digo sólo por mi hija, sino también por muchos otros adolescentes que he conocido criados de esta manera: con apego, amor y límites
    Me ha gustado mucho tu post ¡felicidades!

  33. Los padres también existen.

    Tenéis todas razón, y la verdad es que cuando lees uno y otro Post todos te perecn correctos, dentro de la libertad de expresión a que como personas tenemos derecho, pero como le decía a mi esposa Angels, no te preocupes, la naturaleza, tu instinto como madre y sobre todo tu amor hacia tu hijo, te llevaran por el buen camino… No creo que haya una madre, que intencionadamente le desee un mal a su hijo ( si queréis podemos discutir eso de intencionadamente y su alcance pero será en otro Post). Los padres os daremos todo el apoyo que necesitéis, todo nuestro amor y cariño, pero al final las que tenéis ese sexto sentido en relación a las necesidades de nuestros hijos, sois vosotras y en ese sentido, nuestro papel es el de apoyo moral y sentimental.

    Por favor, los consejos son importantes, forman parte de la experiencia personal de cada uno de nosotros y tenemos que tenerlos en cuenta en su justa medida, pero nunca renunciéis a vuestro instinto a vuestro corazón, no hay mejor biblioteca ni asesor en el mundo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.