La fortaleza Hohensalzburg, en Salzburgo

De todos los bonitos rincones de la ciudad natal de Mozart, destaca especialmente su fortaleza, situada en lo alto de una escarpada colina.

By C.Stadler/Bwag – Own work, CC BY-SA 4.0, https://commons.wikimedia.org/w/index.php?curid=125633314

Hablamos de una construcción de casi mil años, puesto que comenzó a construirse en el siglo XI, bajo el mandato del arzobispo Gebhard von Helfenstein. Los arzobispos gozaron durante siglos de un gran poder político, y no es rara la referencia al concepto de príncipe-arzobispo.

Inicialmente era una construcción simple aprovechando la buena ubicación; a lo largo de los siglos, fue ampliándose hasta convertirse en lo que es hoy.

Si visitáis Salzburgo, debéis visitar esta fortaleza, disfrutar de un paseo entre sus centenarios muros y asombraros con la vista de los Alpes y del río Salzach (que comparte raíz con la propia ciudad de Salzburgo, unidos ambos por la sal que fue riqueza y negocio en aquellos lugares).

Conservando el logo sin dañar el entorno: un McDonald’s en Salzburgo

Posiblemente el peor efecto de la globalización es, efectivamente… la globalización. Nos uniformiza, de modo que en cualquier sitio podemos encontrar un Zara, un KFC, una McDonald’s o una Coca Cola fresquita.

En la obligatoria ciudad austriaca de Salzburgo, paseando por sus bonitas calles, podemos encontrar -cómo no-, un McDonald’s. ¿No os parece admirable lo bien integrado que está con el entorno?

Photo: Andreas Praefcke / CC BY (https://creativecommons.org/licenses/by/3.0)