Conociendo a las personas

Si quieres conocer a alguien, observa cómo trata al camarero.

O, lo que viene a ser lo mismo:

Si quieres conocer a fulanito, dale un carguito.

Los dos dichos nos cuentan lo mismo: trata bien a quienes trabajan para ti, a aquellos sobre los que tienes (o sientes tener) poder.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.