El aire del (de la) almena, de San Juan de la Cruz

El aire del almena,
cuando yo sus cabellos esparcía,
con su mano serena
en mi cuello hería
y todos mis sentidos suspendía.

Del, o de la, que de las dos formas lo he visto escrito. Esta estrofa del sublime poema Noche oscura del alma me parece una auténtica joya.

Para Clara.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.