Vade retro

Durmiendo bien y comiendo fuerte se le enseñan los dientes a la muerte.

Dicho aprendido en la zona de Alarcón (Cuenca)