No pasa nada por tropezarse

El que se tropieza y no cae da dos pasos.

Que viene a ser muy similar al genial «si te caes, amigo, no me río de ti: me pasó la misma cosa a mí», del gran Jonathan Richman.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.