La falacia del escocés

Creo que esta es una falacia en la que hemos caído todos. Hemos caído todos usándola y recibiéndola, sin duda.

La falacia es bien sencilla:

  1. Ningún escocés verdadero pone azúcar en su porridge.
  2. Pero mi tío Angus es escocés y le pone azúcar en el porridge.
  3. ¡Ah, entonces corrijo!: ningún escocés auténtico pone azúcar en su porridge.

He podido percibir que se utiliza sobre todo con movimientos sociales (políticos y religiosos, sobre todo): «ninguna persona de izquierdas…», «ninguna persona católica…», «ninguna persona feminista…»

¿Verdad que hemos caído en ella?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.