¿De dónde viene la expresión «montar un poyo»?

La Real Academia de la Lengua admite también, por estos usos del lenguaje que convierten errores en normas, la expresión «montar un pollo».

Un poyo es un lugar elevado al que se subía quien quería impartir un discurso, seguramente polémico.

La etimología de esta palabra nos remite directamente a «podio» y su versión latina «podium».

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.