El síndrome de Procusto

¡Ay del que destaca! Os invito hoy a conocer el síndrome de Procusto, gigantesco herrero y posadero que obligaba a sus huéspedes a medir lo mismo que la cama en la que descansaban, cortando o alargando, según conviniera.

Nos lo explica -y reflexiona muy bien sobre ello- mi querido Fabián Barrio.

https://youtu.be/Qw9bMekydio

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.