El mundo ha cambiado

El experimento es muy sencillo:

  1. pídele a un niño que simule que está hablando por teléfono.
  2. pídele a un adulto que simule que está hablando por teléfono.
  3. asómbrate de la diferencia.

Se ha hecho viral un tittok en el que se lleva a cabo esto, pero podéis probarlo, sorprenderos y sorprender, vosotros mismos.