¿Por qué a la prensa amarilla se le llama así?

Tenemos que viajar a finales del siglo XIX. Allí nos encontraremos con los diarios New York World (de Joseph Pulitzer) y New York Journal (de William Randolph Hearst). Ambos se enfrascaron en una competición por ganar audiencia, cayendo -esto no es nuevo- en el sensacionalismo. Pero ambos medios compartían algo más que ciudad y sensacionalismo. En ambos se publicaba una tira cómica, Hogan’s Alley, cuyo protagonista principal era The Yellow Kid (El Chico Amarillo). Ya lo tenemos: así nació el término «prensa amarilla».