Por qué los tráilers se llaman así

Los tráilers que podemos ver antes de cualquier película (los avances promocionales de otras películas) tienen su origen en el significado directo de «tráiler». Es decir, «remolque». Esto es: «lo que viene detrás».

Lo que viene detrás, porque antes se ponían justo tras terminar la película. Ya os podéis imaginar que tenían muy poco éxito, teniendo en cuenta que la inmensa mayoría de la gente, si no todos, se van siempre antes de que termine la película.

Y esos tráilers, que se ponían a continuación de la película, pasaron a ponerse antes. Pero, eso sí, conservaron su nombre.

El buen esposo y el mal padre

– Habitualmente mi esposa va al trabajo en autobús, pero algún día le apetece que la lleve o que la vaya a buscar. Y yo, por supuesto, le cumplo encantado el gusto. 
– Qué buen esposo, qué maravilla, ojalá todas las parejas se llevaran así. 

– Habitualmente mi hijo va al colegio en autobús, pero a veces le apetece que lo lleve o que lo vaya a buscar. Y yo, por supuesto, le cumplo encantado el gusto. 
– ¿¿¿Qué??? ¿El niño decide si va en bus o en coche? ¿Según le apetezca? ¡Pero esto qué es! ¡Desde luego, [esto no lo dicen con palabras] qué mal padre!