¿Preferimos República o Monarquía?

Es este un debate que surge de forma cíclica a lo largo de la historia (y, de hecho, se ha cambiado de un modelo a otro varias veces).

Voy a exponer aquí mis argumentos sobre este tema, siempre tan dado a las discusiones:

– la monarquía es un sistema injusto: injusto para el pueblo, porque coloca a la realeza en un nivel inalcanzable, rompiendo la base de que todos somos iguales; injusto también para la realeza, porque desde recién nacidos tienen decidido su destino (y dudo mucho que una persona educada desde el día cero de su existencia para desempeñar una función concreta pueda cambiar fácilmente).

– la monarquía es un sistema que coloca a un representante de todos en un nivel por encima de partidos políticos y por encima de diferencias.

– en las citas internacionales, el orden que marca el protocolo tiene relación con el tiempo que se lleva en el cargo. El Rey de España casi siempre irá por delante del Presidente de Estados Unidos (salvo cuando haya cambio de rey). Esto tiene un valor económico y de publicidad (que imagino que alguien habrá estimado).

– en general (percepción mía), un rey (salvo que sea la viva imagen de la corrupción) es mejor recibido en un país extranjero (en parte por los dos puntos anteriormente citados: lleva mucho tiempo en el cargo y, por lo tanto, es famoso; y está por encima de diferencias políticas) que el presidente de una república. Desde ese punto de vista, se puede considerar el dinero invertido en la monarquía como dinero invertido en publicidad.

– es una institución histórica; del mismo modo que dedicamos dinero a mantener monumentos históricos como castillos o catedrales, también dedicamos dinero a mantener esa institución. Desde ese punto de vista, se puede considerar el dinero invertido en la monarquía como dinero invertido en patrimonio histórico.

Y estos son los puntos que quería comentaros. Y vosotros, ¿qué opináis?