Pregunta por Ángela

Una idea excelente y -creemos- muy efectiva la del condado de Lincolnshire (Reino Unido). #NoMore es una campaña que se llevó a cabo hace unos meses, promoviendo un cambio cultural en contra de los abusos sexuales y de la violencia sexual. Y esta iniciativa en concreto es tremendamente sencilla: un cartel en los baños de pubs y discotecas en los que se recomienda acercarte al mostrador -si algo no está yendo como se esperaba con tu cita- y preguntar por “Ángela”. El personal del local ya sabrá que hacer (solicitar un taxi, reconducir la situación con discreción, etc).

Póster informativo sobre “Ask for ‘Angela'”

Amenazada de muerte…

…por no depilarse las axilas. 

La actriz Lola Kirke, según leemos, ha recibido amenazas de muerte por no depilarse una parte de su cuerpo. 

Me pregunto cuánto tiempo necesitamos para darnos cuenta de que el cuerpo de cualquier persona es de esa persona, y no nuestro. Y me estremece pensar que si esos agresores se dirigen así a quien no pertenece a su entorno, qué le harán a sus hijas, a sus hermanas, a sus esposas. 

Y sí, parece que aquí también salen perdiendo las mujeres. 

Deporte, mujeres, prostitución y coherencia

Como sabéis, incluso aunque no os guste el fútbol, hace unos días se hizo pública una noticia en la que se acusaba a varios futbolistas profesionales de -como mínimo- utilizar servicios de prostitución. Parece que podrían estar involucrados en asuntos peores, y hay quien justifica la actitud de los futbolistas diciendo que “bueno, son chavales” y que “qué pasa, que no se puede uno ir de putas”. Sobra decir que ni ser chavales es excusa ni “irse de putas” es un asunto menor. Pero no quiero centrarme ahora en esos muy importantes asuntos, sino en el papel que desempeña la prensa deportiva (que en muchas ocasiones nos dan lo que queremos consumir, no lo olvidemos). Y se me ocurrió irme, un par de días después de conocer la noticia, a un periódico deportivo. Su home es la siguiente (la pongo para que os hagáis una idea de la cantidad de noticias que aparecen en ella):

completa

Y ahora os voy a enseñar todos los elementos que aparecen en esa home y que tienen relación con mujeres. Y después me decís si nos extraña que las sigamos considerando como objetos, si su papel en el mundo deportivo es tan secundario y denigrante, o si todo es perfecto y aquí estoy viendo lo que no hay.


10.29.32.00110.25.19.001

10.27.16.002

10.27.25

10.23.34

10.29.02.002

10.29.49.001

10.29.11.001

10.27.47.001

10.29.02.001

10.28.32.001

10.27.16.001

10.26.31.001

10.25.59.001

10.25.33.001

10.24.51.001

10.24.25.002

10.24.25.001

10.23.59.001

10.23.46.001

10.25.07.001

10.25.44.001

10.28.40

10.29.11.002

 

Buscando un cero

En la fachada principal del edificio del Ayuntamiento de Moaña hay un recordatorio permanente de las víctimas de la violencia machista de este año. Ahora mismo, cuando escribo este post, son 13. Y estamos comenzando Marzo. Por terrible que suene, cuando termine el año ahí habrá un número mayor que 50, con total seguridad.

Muy cerquita del ayuntamiento hay un parque infantil, donde los niños juegan, alegres y ajenos a esa espantosa cifra.

Y me pregunto si ya a esas edades comienza (o ha comenzado) la violencia. Me pregunto si los adultos contribuimos a crearla, inventando diferencias inexistentes. Si continuamos demostrando que esa diferencia existe después, en nuestras casas y el resto de nuestras vidas, cada uno con su rol. Y me respondo que sí, desafortunadamente. No nacemos así de serie.

Y me respondo también que está en nuestras manos la solución, así que podemos y tenemos mucho que hacer.

Para que los hijos de nuestros hijos vean los números de esa cifra siempre a cero.

Si eres mujer, eso ya será motivo de crítica

“And ladies and gentlemen, this is why we don’t hire any females unless we need our dicks sucked or our food cooked.”

Ésta es la respuesta de un usuario a la periodista Lynsey Hipgrave, tras opinar sobre el penalti de Messi en el pasado Barcelona-Celta. No quiero entrar aquí en lo acertado o errado de su opinión, ya que es lo de menos. Lo de más -y, por desgracia, no es nuevo- es la crítica recibida solamente por ser mujer.

Si todo va como siempre

Si todo va como siempre, serán unas sesenta. Ahora mismo están, tranquilamente, haciendo su Vida. Ayer prepararon y disfrutaron la cena de Nochevieja, tomaron las uvas y comenzaron el año dando y recibiendo cariño y buenos deseos. Tienen sus planes en mente para este año que comienza, igual de normales -o de imposibles- que los de cualquiera.

Si todo va como siempre, decía, serán unas sesenta. Me pregunto si hay algo en nuestras manos para que no todo vaya como siempre y este año unas sesenta mujeres no sean asesinadas por sus parejas.

No es una rubia. Es una persona.

El periódico deportivo español Marca, como parte del seguimiento que realiza de la pretemporada del Real Madrid, nos informa, con un reportaje fotográfico de Pablo García, de que los jugadores son trasladados en carrito al entrenamiento. Sin entrar en la importancia de esta noticia en sí, me gustaría hacer hincapié sobre estas dos fotografías y los comentarios que el periódico hace sobre ellas.

La primera foto es la siguiente:

Benzema trasladado en carrito

El comentario de Marca (correctísimo) es:

Benzema es conducido al campo de entrenamiento.

Me parece, como digo, completamente correcto. Alguien (el conductor, se supone que un profesional de lo suyo) traslada al jugador al campo de entrenamiento.

La segunda foto es la siguiente:

Özil trasladado en carrito

Y, claro, aquí ya cambia todo. El comentario de Marca es:

El jugador alemán del Real Madrid llegó al entrenamiento en un carrito conducido por una rubia.

!!?? ¿Por qué me dicen esto? Llega al entrenamiento igual que Benzema, conducido por un conductor, por un profesional, se supone. ¿Por qué esta falta de respeto por la profesionalidad de la conductora? ¿Por qué no ponen en la primera foto algo como “Benzema es conducido al campo por un moreno”?

¿Soy el único que ve esto completamente ofensivo?