Pixar nos enseña a contar historias

There are few organizations in the world that can claim more expertise when it comes to storytelling than Pixar. The Disney-owned animation studio is known..

Origen: Pixar offers free online lessons in storytelling via Khan Academy | TechCrunch

Efectivamente, Pixar sabe cómo contar historias. Y nos lo cuenta, de forma gratuita, a través de Khan Academy. Una oportunidad más de las innumerables que Internet nos ofrece para aumentar nuestros conocimientos.

¿Has sido bueno?

Año tras año se repite la misma cantinela: convertir la bonita tradición de Los Reyes Magos en una historia de chantajes. Si has sido bueno, tendrás tus regalos; si no, tendrás carbón (qué rico!). Desde hace ya un tiempo existe una interesante -y necesaria- iniciativa, encaminada a que en cada intervención pública de Sus Majestades dejen claro, clarísimo que ellos no son chantajistas. Me encanta.

En esa misma página podréis encontrar una preciosa interpretación y explicación de por qué cada noche de 5 de enero nuestras casas se llenan de regalos. No os la perdáis.

Bonus: sin relación con el fondo, ¿verdad que cuando decimos “los reyes” no pronunciamos la primera ese?

Eso, Rita la Cantaora

Rita Giménez García, cantaora de flamenco, nació en Jerez de la Frontera (Cádiz; 1859) y falleció en Zorita del Maestrazgo (Castellón; 1937) por “avatares de la guerra civil”.

Al parecer, dominaba con gran soltura los diferentes estilos del flamenco; así que por difícil que fuera el reto, siempre era capaz de asumirlo y gestionarlo con éxito; de ahí la conocida frase.

San Millán de la Cogolla, La Rioja

Allí, por vez primera, alguien escribió en aquella lengua en la que hablaba el pueblo. Desde luego, no era el castellano actual, pero tampoco era el latín de los libros sagrados. Precisamente en el margen de uno de esos libros sagrados se escribieron esas notas, esas glosas emilianenses, en román paladino. ¿Conocéis el monasterio de Suso? Si os acercáis por La Rioja, os recomiendo que lo visitéis. Y muy cerca de allí, en Berceo, nació el poeta que se atrevió a escribir poesía en ese roman paladino “en cual suele el pueblo fablar con so vezino”.

San Millán de la Cogolla, monasterio de Suso. Por aherrero.
San Millán de la Cogolla, monasterio de Suso. Por aherrero.

Nunca terminaré de amarte

Gloria Fuertes es, sobre todo -o casi únicamente-, conocida como poeta para niños (que no es poco, caramba). Pero no sólo escribía para niños. Comparto con vosotros este sublime poema de amor:

Nunca terminaré de amarte.

Y de lo que me alegro,
es de que esa labor tan empezada,
ese trajín humano de quererte,
no lo voy a acabar en esta vida;
nunca terminaré de amarte.

Guardo para el final las dos puntadas,
te quiero, he de coser cuando me muera,
e iré donde me lleven tan tranquila,
me sentaré a la sombra con tus manos,
y seguiré bordándote lo mismo.

El asombro de Dios seré, su orgullo,
de verme tan constante en mi trabajo.

¿Por qué a la prensa amarilla se le llama así?

Tenemos que viajar a finales del siglo XIX. Allí nos encontraremos con los diarios New York World (de Joseph Pulitzer) y New York Journal (de William Randolph Hearst). Ambos se enfrascaron en una competición por ganar audiencia, cayendo -esto no es nuevo- en el sensacionalismo. Pero ambos medios compartían algo más que ciudad y sensacionalismo. En ambos se publicaba una tira cómica, Hogan’s Alley, cuyo protagonista principal era The Yellow Kid (El Chico Amarillo). Ya lo tenemos: así nació el término “prensa amarilla”.

El origen de la palabra “testificar”

Según me cuenta mi buen amigo Mario, el origen de esta palabra se remonta a la época romana. En aquel entonces, los juramentos se hacían con la mano agarrándose los testículos (asumimos que los propios -e implícitamente- asumimos también que las mujeres no podían testificar).

Existe otra teoría, relacionada con la leyenda de la papisa Juana y con la comprobación de si el futuro Papa era o no un hombre. Y de esa curiosa anécdota ya hemos hablado en este blog.

Gracias, Mario! 😉