Pregunta por Ángela

Una idea excelente y -creemos- muy efectiva la del condado de Lincolnshire (Reino Unido). #NoMore es una campaña que se llevó a cabo hace unos meses, promoviendo un cambio cultural en contra de los abusos sexuales y de la violencia sexual. Y esta iniciativa en concreto es tremendamente sencilla: un cartel en los baños de pubs y discotecas en los que se recomienda acercarte al mostrador -si algo no está yendo como se esperaba con tu cita- y preguntar por “Ángela”. El personal del local ya sabrá que hacer (solicitar un taxi, reconducir la situación con discreción, etc).

Póster informativo sobre “Ask for ‘Angela'”

Amenazada de muerte…

…por no depilarse las axilas. 

La actriz Lola Kirke, según leemos, ha recibido amenazas de muerte por no depilarse una parte de su cuerpo. 

Me pregunto cuánto tiempo necesitamos para darnos cuenta de que el cuerpo de cualquier persona es de esa persona, y no nuestro. Y me estremece pensar que si esos agresores se dirigen así a quien no pertenece a su entorno, qué le harán a sus hijas, a sus hermanas, a sus esposas. 

Y sí, parece que aquí también salen perdiendo las mujeres. 

PlaymoTV, o cómo ser un YouTuber decente

Para quien no lo sepa: una de las principales diversiones de nuestros niños hoy en día es escuchar a los youtubers que desde sus púlpitos electrónicos nos iluminan. Como podréis suponer, hay de todo. Y para nosotros, como padres (hablo de mi compañera Clara y de mí, no pretendo hacer al lector partícipe de mis opiniones, que bien pueden diferir de las suyas). Para nosotros como padres, decía, se nos presentan dos principales puntos de atención: de qué hablan y cómo hablan.

De qué hablan: de los más diversos temas; por nuestra parte el principal peligro es la posibilidad de hablar de juegos muy poco recomendables: Resident Evil o GTA, por ejemplo. Juegos en cuyo desarrollo aparecen violaciones, consumo de drogas o asesinatos de personas indefensas. Sí, hay niños de siete u ocho años que ven esos vídeos y que juegan a esos juegos.

Cómo hablan: también aquí nos encontramos de todo, pero no es raro encontrarse con lenguaje lleno de expresiones malsonantes y palabrotas. De nuevo la atención de los padres es necesaria para que nuestros hijos no incluyan esas palabras en su vocabulario habitual.

Uno de los youtubers con los que más tranquilos podemos estar los papás es con Paco Cardona, de Playmotv. Más que correcto en el lenguaje, ameno, simpático, cercano, y muy informativo. Su tema, como podéis suponer por el nombre del canal, son los clicks de Playmobil. Os recomiendo mucho seguirlo; aunque hace ya unos cuantos meses que no publica nuevos vídeos, hay suficiente material para disfrutar de muchos y tranquilos buenos ratos con él.

¿Has sido bueno?

Año tras año se repite la misma cantinela: convertir la bonita tradición de Los Reyes Magos en una historia de chantajes. Si has sido bueno, tendrás tus regalos; si no, tendrás carbón (qué rico!). Desde hace ya un tiempo existe una interesante -y necesaria- iniciativa, encaminada a que en cada intervención pública de Sus Majestades dejen claro, clarísimo que ellos no son chantajistas. Me encanta.

En esa misma página podréis encontrar una preciosa interpretación y explicación de por qué cada noche de 5 de enero nuestras casas se llenan de regalos. No os la perdáis.

Bonus: sin relación con el fondo, ¿verdad que cuando decimos “los reyes” no pronunciamos la primera ese?

Deporte, mujeres, prostitución y coherencia

Como sabéis, incluso aunque no os guste el fútbol, hace unos días se hizo pública una noticia en la que se acusaba a varios futbolistas profesionales de -como mínimo- utilizar servicios de prostitución. Parece que podrían estar involucrados en asuntos peores, y hay quien justifica la actitud de los futbolistas diciendo que “bueno, son chavales” y que “qué pasa, que no se puede uno ir de putas”. Sobra decir que ni ser chavales es excusa ni “irse de putas” es un asunto menor. Pero no quiero centrarme ahora en esos muy importantes asuntos, sino en el papel que desempeña la prensa deportiva (que en muchas ocasiones nos dan lo que queremos consumir, no lo olvidemos). Y se me ocurrió irme, un par de días después de conocer la noticia, a un periódico deportivo. Su home es la siguiente (la pongo para que os hagáis una idea de la cantidad de noticias que aparecen en ella):

completa

Y ahora os voy a enseñar todos los elementos que aparecen en esa home y que tienen relación con mujeres. Y después me decís si nos extraña que las sigamos considerando como objetos, si su papel en el mundo deportivo es tan secundario y denigrante, o si todo es perfecto y aquí estoy viendo lo que no hay.


10.29.32.00110.25.19.001

10.27.16.002

10.27.25

10.23.34

10.29.02.002

10.29.49.001

10.29.11.001

10.27.47.001

10.29.02.001

10.28.32.001

10.27.16.001

10.26.31.001

10.25.59.001

10.25.33.001

10.24.51.001

10.24.25.002

10.24.25.001

10.23.59.001

10.23.46.001

10.25.07.001

10.25.44.001

10.28.40

10.29.11.002

 

Porque no siempre tenemos la razón

Supongo que estaréis al tanto. Hace unos días, unos padres decidieron castigar a su hijo dejándolo solo en el bosque. Y eso hicieron. Ignoraron su llanto, su carrera intentando acercarse al coche, y sus llamadas. Cuando se arrepintieron y volvieron a buscarlo, ya no lo encontraron. Milagrosamente, ahora ha aparecido.

No quiero centrar este post en el absurdo de los castigos. Ni tampoco en el delito cometido por sus padres. Quiero centrarme en algo que desconozco pero que supongo que pasó: estoy seguro de que la idea no surgió de ambos. Y acuso, directamente, a ese concepto intocable de “darle la razón a tu pareja delante de los niños”. Ni hablar. Si tu pareja se confunde, no hay ningún problema en decirle que está confundida. Con esa simple acción conseguimos dos cosas: una, enseñar a nuestros hijos que todos podemos cometer errores y que se puede disentir sin ser de forma violenta; dos, reconducir la situación evitando una injusticia hacia nuestros hijos.